Izquierda Unida contra los «privilegios» de la Iglesia

Socialistas, populares y Coalición Canaria han unido esta mañana sus votos para rechazar una proposición no de ley de Izquierda Unida que solicitaba al Gobierno la revisión de los acuerdos de 1979 entre el Estado español y el Vaticano. IU solicitaba la reforma de las leyes de libertad religiosa y de asociaciones, que en opinión de este grupo plasman el trato de favor que recibe la Iglesia Católica en nuestro país.

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha señalado en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados que los acuerdos de 1979 son inconstitucionales y establecen una situación de privilegio para una confesión religiosa determinada en un Estado aconfesional.
Llamazares ha vuelto a exigir al gobierno que envíe al parlamento las cartas cruzadas con el Vaticano a propósito del acuerdo alcanzado entre el ejecutivo socialista y la Conferencia Episcopal Española sobre el nuevo sistema de financiación de la Iglesia Católica ,que acaba con la dotación presupuestaria anual y eleva del 0'52 % al 0'7% la asignación tributaria que podrán destinar los contribuyentes para el mantenimiento de esta confesión religiosa.

La diputada socialista Meritxell Batet ha afirmado que ni estos acuerdos, ni las leyes de libertad religiosa y de asociaciones establecen privilegio alguno para la Iglesia Católica. La propia constitución Española en su artículo 16.3 establece el principio de colaboración con la Iglesia Católica, según la diputada.

Para Meritxell Batet el intercambio de notas entre el gobierno español y el Vaticano no suponen ninguna modificación de los acuerdos de 1979, sino una simple actualización para plasmar el último acuerdo de financiación.

Esquerra pierde también una votación

En la misma sesión de la Comisión Constitucional socialistas ,populares y Coalición Canaria han votado también en contra de otra proposición no de ley de Esquerra Republicana de Catalunya en la que exigían al gobierno medidas para garantizar la neutralidad religiosa de las instituciones y servicios públicos del Estado.

El diputado socialista Ramón Jaúregui ha afirmado que negar la existencia del hecho religioso sería atentar contra los principios mismos del laicismo que defienden la tolerancia, la libertad de conciencia y la libertad religiosa. Ramón Jaúregui ha añadido que el gobierno socialista no está promocionando ninguna religión ,mantiene un empeño de neutralidad del Estado y no practica el laicismo excluyente.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...