Izquierda Socialista pide al PSOE revisar los acuerdos con la Santa Sede y avanzar hacia un modelo de Estado federal

En sus enmiendas al 37 Congreso, pide que se marque el objetivo de que la vivienda no absorba más de un tercio del ingreso familiar

Izquierda Socialista, única corriente interna dentro del PSOE, propone en sus enmiendas a la Ponencia Marco del su 37 Congreso Federal avanzar hacia un MODELO(XGMD.MC )de Estado de "federalismo cooperativo", crear un Estatuto de Laicidad para los poderes públicos y propugnar la revisión de los acuerdos con la Santa Sede.

La corriente presentará cerca de una treintena de enmiendas a la Ponencia Marco, algunas de ellas relativas al modelo económico y otras a la laicidad y al modelo de Estado. La Ponencia actual no habla apenas del modelo territorial –salvo para culpar al anterior gobierno del PP de las "tensiones territoriales"–.

Así, una de las enmiendas de este grupo, a la que ha tenido acceso Europa Press, propone avanzar "hacia un modelo federal capaz de acoger en su seno los hechos diferenciales y de asegurar, desde la lealtad constitucional, la cohesión del Estado". Ese, a su juicio, sería "el instrumento político idóneo para afianzar democráticamente la unidad del Estado desde la pluralidad nacional" y para ello El PSOE puede partir de su propia "tradición federalista".

Izquierda Socialista quiere también que en su Congreso, que se celebrará del 4 al 6 de julio, el PSOE proclame la necesidad de un "Estatuto de Laicidad" que establezca pautas comunes para las instituciones democráticas y los cargos públicos para evitar "todo comportamiento contrario a la aconfesionalidad del Estado".

Recientemente, dirigentes socialistas propusieron en el borrador del programa electoral para las generales la creación de un Observatorio para la Laicidad, pero finalmente la iniciativa no pasó las últimas cribas y no se incluyó en el programa.

En materia de laicidad, la corriente afirma que "en un clima de diálogo sereno hay que revisar los Acuerdos de 1979 entre el Estado y la Santa Sede" e iniciar así "nuevas formas de relación entre el Estado y la Iglesia", en línea con una laicidad que respete las tradiciones religiosas pero también que defienda la "autonomía del ámbito político" respecto de las religiones.

Asimismo, propone que el PSOE se comprometa a apoyar la reforma de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa anunciada por la vicepresidenta del Gobierno.

LA ALIANZA DE CIVILIZACIONES, EN CASA

En otro punto, reclama que los socialistas se comprometan a seguir "impulsando una política exterior de diálogo y multilateralismo desarrollada bajo el paradigma de la Alianza de Civilizaciones".

En este sentido, afirma que la convivencia intercultural debe potenciarse "dentro y fuera de las fronteras de cada país" y que eso obliga a "reformar instituciones, modular con mayor sensibilidad las leyes" y a generar condiciones políticas, sociales y económicas para el diálogo entre culturas. "Es fundamental la erradicación de prejuicios respecto a los otros culturalmente diferentes para hacer posible una alianza de civilizaciones que debe empezar en casa", añade.

En el capítulo económico, Izquierda Socialista quiere poner por escrito que "la reducción de las desigualdades obliga a convertir en menos gravoso el acceso a la vivienda para la mayoría de los hogares". "El acceso a la vivienda no debe suponer más de la tercera parte de los ingresos de los hogares", dice el texto, añadiendo que esto debe ser así tanto con la vivienda nueva como con la usada, en propiedad o en alquiler.

En la misma línea, la enmienda pide que el Gobierno central actúe para garantizar la "coherencia" de todos los instrumentos públicos del mercado de vivienda y que persista "la figura de la vivienda protegida de ámbito estatal".

"FLEXIGURIDAD"

En materia económica, donde la ponencia habla de 'flexiguridad' en el mercado de trabajo para aproximarlo al modelo nórdico ("menos restricciones legales para la contratación y la rotación de trabajadores y unos programas más generosos de desempleo condicionados a potentes mecanismos e incentivos al cambio"), Izquierda Socialista advierte de que para ello es necesario un sistema fiscal fuerte.

"La condición necesaria para conseguirlo es la existencia de una fiscalidad suficiente y progresiva que permita la convergencia social con los países nórdicos", afirma, "evitando el desplazamiento hacia políticas de simple desregulación o pérdida de derechos laborales".

Las enmiendas introducen referencias concretas a la situación económica actual y a la "crisis financiera originada en Estados Unidos en 2007" y subrayan que el Gobierno y las comunidades autónomas deben actuar para evitar que ésta impacte "de forma trascendente" en la economía española.

"Se trata de apoyar la situación de lo hogares endeudados", indica, y especialmente de las familias que tienen contratadas hipotecas a tipos variables, "especialmente en el caso de que tengan lugar nuevas elevaciones en los tipos de interés".

También para hacer frente a la "crisis financiera", otra de las enmiendas pide que se creen "mecanismos globales de supervisión financiera y de regulación global medioambiental y de numerosos mercados".

QUE LOS INGRESOS LOCALES NO DEPENDAN DE LA CONSTRUCCION

La Ponencia, coordinada por el ex ministro Jesús Caldera, no hace referencia a políticas concretas sino que pretende más bien definir los retos del futuro, pero las enmiendas de este grupo piden una referencia a las negociaciones para la financiación autonómica, que "debe garantizar prestaciones sociales y dotaciones de infraestructuras públicas equivalentes en todos los territorios del Estado", así como "una financiación equilibrada de los ayuntamientos" para que éstos "no dependan de la construcción residencial".

Por otro lado, Izquierda Socialista pide que se potencie la actividad investigadora de las universidades aumentando "de forma selectiva" sus recursos públicos y aumentando su conexión con las agencias públicas y la empresas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...