IUN pide una ley de educación que apueste por la enseñanza pública y laica y que garantice plazas de 0-3 años

La coalición entiende que es necesario elaborar una ley específica que regule los conciertos educativos

Izquierda Unida de Navarra considera que la ley foral de bases de educación que está trabajando el Parlamento foral debe apostar por la "hegemonía" de la enseñanza pública, la laicidad y la garantía de plazas públicas suficientes para el alumnado de 0-3 años, entre otras características.

Asimismo, entiende que es necesario elaborar una ley específica que regule los conciertos educativos de forma que se supedite la concesión o la ampliación de conciertos a la organización y a las necesidades del sistema público de enseñanza y siempre que estos centros satisfagan necesidades de escolarización a las que no dé respuesta la oferta pública, atiendan a población en condiciones socioeconómicas desfavorables y no segreguen al alumnado por sexo.

La parlamentaria de IUN Ana Figueras y la responsable de Educación de la coalición, Marisa de Simón, han presentado en rueda de prensa la posición de Izquierda Unida respecto a esta proposición de ley foral, que fue presentada por el PSN y que ha sido analizada en los últimos meses en una ponencia el Parlamento de Navarra. La propuesta podría ser debatida por el pleno antes de que acabe la legislatura.

Ana Figueras ha explicado que IUN entiende que no es necesario sacar adelante una ley de educación propia para Navarra y ha considerado que debería realizarse una legislación que desarrollara la ley orgánica de educación. "La propuesta del PSN no desarrolla esa ley orgánica y avanzar supone más compromisos concretos", ha manifestado.

En cualquier caso, una vez que el Parlamento ha trabajado la iniciativa socialista, IUN considera que "se necesita profundizar en varios aspectos, fundamentalmente en el sentido de que la enseñanza pública sea preponderante, porque garantiza la igualdad de oportunidades, la equidad y porque está planteada bajo los principios de la coeducación".

En esta línea, Marisa de Simón ha dicho que "se ha de estructurar el sistema de enseñanza en Navarra en torno a la oferta pública, lo que supone reconocer el carácter subsidiario de los centros concertados". "Es la red pública la que garantiza un servicio educativo en toda Navarra", ha manifestado.

Asimismo, la dirigente de IUN ha incidido en la necesidad de "garantizar el derecho del alumnado a recibir una enseñanza laica y por lo tanto a la no imposición de símbolos religiosos en los centros subvencionados con fondos públicos".

Por otra parte, De Simón ha abogado por "articular las plazas públicas suficientes para el alumnado de 0-3 años, lo que supone reconocer de efecto la etapa 0-6 como etapa educativa y por lo tanto la responsabilidad del Gobierno de Navarra en relación a la oferta en estas enseñanzas".

Igualmente, ha destacado la necesidad de "la detección precoz de las necesidades educativas, el refuerzo de las políticas de igualdad de oportunidades y el establecimiento de una mayor oferta formativa para los grupos con dificultades de integración".

Marisa de Simón ha afirmado que "en estos momentos el sistema público no garantiza la socialización de los individuos" y ha considerado que "hay que regular la escolarización de manera que se establezcan medidas preventivas para evitar las concentraciones de alumnos en determinados centros si están sostenidos con fondos públicos".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...