IULV-CA apuesta por la «educación laica»

Izquierda Unida apostará en su programa para las elecciones autonómicas en Andalucía por una "educación laica, en la que las confesiones religiosas no conviertan la escuela en centro de adoctrinamiento, en la que prevalezcan los principios de libertad de conciencia, independencia respecto de las opciones religiosas y neutralidad en todo los que afecte a la esfera de las creencias o convicciones personales".

Izquierda Unida apostará en su programa para las elecciones autonómicas en Andalucía por una "educación laica, en la que las confesiones religiosas no conviertan la escuela en centro de adoctrinamiento, en la que prevalezcan los principios de libertad de conciencia, independencia respecto de las opciones religiosas y neutralidad en todo los que afecte a la esfera de las creencias o convicciones personales".

Según las bases del próximo programa electoral aprobado por IULV-CA, se defiende como criterio general una "educación pública de calidad, laica, democrática, participativa y progresista, construida desde la igualdad".

La federación de izquierdas defiende la necesidad de garantizar por ley que la Junta deba destinar al menos el siete por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) a inversión en educación pública, de forma que se pueda desarrollar una "red de centros públicos que atienda suficientemente la demanda en las diversas etapas educativas".

IULV-CA pretende además "fomentar el desarrollo de una red de centros públicos que atienda suficientemente la demanda en las diversas etapas educativas, renunciando a la utilización de los conciertos educativos en la línea en la que se ha venido actuando hasta ahora", concediendo especial importancia a la creación de una "amplia red de centros públicos de educación infantil", para alumnos de 0 a 6 años, con el objetivo de "acabar con la deriva privatizadora que ha consagrado en esta etapa la concertación de muchísimos centros, y la debilidad de la red pública".

IU defiende que "los comedores, las aulas matinales y las actividades extraescolares han de tener un carácter público, gestionados directamente por la administración como garantía de calidad y de accesibilidad", de forma que "los precios sean siempre más asequibles para las familias, realizando una importante labor social".

El programa electoral de IULV-CA también apuesta por una "escolarización equitativa del alumnado extranjero, con discapacidades y con necesidades educativas especiales"; por la creación de "aulas de convivencia" y la inclusión de educadores en los equipos educativos; y por un "amplio sistema de becas que posibilite el acceso a los servicios públicos a aquellas familias de rentas más bajas".

IULV-CA defiende además que, "en elementos como actividades extraescolares, aulas matinales, comedores o perfeccionamiento de idiomas en el extranjero, los alumnos con rentas más bajas deben tener prioridad, e incluso obtener la gratuidad".

Por último, IU propone una reducción de las ratios en las diferentes etapas educativas, de forma que se sitúe en cuatro alumnos para menores de 12 meses; seis alumnos para 12 a 24 meses; ocho alumnos para 24 a 36 meses; 15 alumnos para tres a seis años en Infantil; 15 alumnos para Primaria; 20 alumnos para Educación Secundaria Obligatoria (ESO); y 25 alumnos para Bachillerato.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...