IU quiere regular la «bienvenida democrática» al recién nacido en Andalucía

Una Proposición No de Ley registrada en el Parlamento por IULV-CA pretende reglamentar la celebración del bautizo civil como «ceremonia laica de imposición de nombre y presentación a la sociedad»

Actualmente, los ayuntamientos que quieran acoger este tipo de actos deben aprobarlo en sesión plenaria y poner en marcha un reglamento del registro municipal de bautizos civiles y un libro de ceremonia civil.

Andalucía Laica lamenta que los llamados «ritos de paso» (nacimiento, entrada en el mundo adulto, matrimonio, defunción…) siguen estando socialmente en manos de la Iglesia.

Izquierda Unida pretende la regulación en Andalucía del bautizo civil como ceremonia laica de imposición de nombre y presentación a la sociedad de recién nacidos en la comunidad autónoma. La propuesta no forma parte del acuerdo programático con el PSOE, su socio de gobierno en la Junta, pero acaba de registrarse entre las proposiciones que serán elevadas próximamente al Pleno del Parlamento para que el Gobierno autonómico inicie los procedimientos oportunos al objeto de reglar bautizos sin signos religiosos.

La intención es la aprobación de una normativa de carácter general que fundamente y sirva de «paraguas» para la celebración por parte de los ayuntamientos andaluces de estos actos civiles. No son demasiados los municipios de la comunidad autónoma que han celebrado ceremonias oficiales de bienvenida ciudadana o acogimiento civil al nacer. Uno de los últimos en sumarse fue Huétor Tajar (Granada), pero los ayuntamientos de Casares y El Borge (Málaga), Pedroche (Córdoba) o Vícar (Almería) también ofrecieron en su momento a padres y madres interesados la posibilidad de acoger este tipo de actos. La finalidad de las familias es que su descendencia no se identifique con una confesion religiosa en concreto pero que su llegada al mundo sea celebrada entre familiares y amigos de una manera pública.

Acogida civil Huétros Tájar Granada

Huétor Tájar ha sido de los últimos muncipios en acoger un bautizo civil / Europa Press.

En principio, según confirmaron fuentes de IULV-CA a eldiario.es/andalucia, el grupo parlamentario ha registrado ya la Proposición no de Ley en la que insta al Consejo de Gobierno a iniciar los procedimientos oportunos para regular estos bautizos, así como a aprobar una normativa de carácter general en Andalucía que fundamente y sustente la celebración por parte de los ayuntamientos de estas ceremonias civiles de presentación.

La coalición de izquierdas también propone, en la misma Proposición, que se solicite a los ministerios de Justicia y de Hacienda y Administraciones Públicas la regulación de las ceremonias civiles de este tipo de bautizos en España. IU ya presentó en 2011 una PNL de similares características, pero no llegó a entrar nunca en el orden del día y las elecciones autonómicas de marzo de 2012 la terminaron por hacer desaparecer de la agenda.

Según IULV-CA, a través de esta alternativa laica, se trata de darles derechos civiles a los ciudadanos y a los miles de padres y madres que han expresado el deseo de que su hijo pertenezca a una comunidad, y que vivan en ciertos valores, estimando que sean las administraciones municipales quienes procedan al desarrollo y celebración de esta «bienvenida democrática».

Carácter administrativo

En definitiva es un acto social, donde la sociedad civil y su máxima institución local, el Ayuntamiento, tiene que garantizar en su seno la libertad de creencias y opinión. IU pretende ampliar los derechos existentes, según indican desde el grupo parlamentario, argumentando que esta forma de recibimiento a la vida fue iniciada en la Revolución Francesa bajo los principios de libertad, igualdad y respeto.

La organización Europa Laica ha tomado la iniciativa de considerar la fecha del 9 de diciembre de cada año como la de conmemoración del Día Internacional del Laicismo y de la Libertad de Conciencia, iniciando en este 2013 su celebración. La fecha ha sido elegida en reconocimiento al 9 de diciembre de 1905, de proclamación de la ley francesa de ‘Separación del Estado de las religiones’, y, en relación a España, al mismo día pero de 1931, de proclamación de la Constitución de la II República española.

Para las familias, son actos que propician la cohesión social, la conciencia de grupo y el compromiso con los demás, explica Manuel Navarro, coordinador de Andalucía Laica, una organización que tiene recopilados los municipios que han acogido alguna ceremonia civil de bienvenida civil en la región. Para que tenga carácter administrativo, los municipios deben haber aprobado en sesión plenaria y haber puesto en marcha un reglamento del registro municipal de bautizos civiles y un libro de ceremonia civil. IU pretende regularizar a nivel autonómico esta cuestión, que hasta el momento implica principalmente la satisfacción simbólica de una necesidad de practicar ritos civiles de integración, según Manuel Navarro.

El hecho de que se celebren estos acogimientos depende, principalmente, de la voluntad de los padres, pero también del Ayuntamiento al que se dirijan para celebrar la ceremonia laica. Navarro recuerda que el Ayuntamiento de Granada se negó el pasado año a realizar actos de bienvenida civil, alegando falta de recursos humanos y materiales.

Francisco Puentedura (IU), interviniendo para dar la acogida civil a David, en un acto reivindicativo promovido por Granada Laica, ante la negativa del gobierno municipal del PP / Foto: laicismo.org

El Borge, municipio pionero

«Me han llamado cientos de alcaldes de toda España». Quien no esconde su orgullo por haber sido «el primero» en celebrar un bautizo civil es José Antonio Ponce, en la actualidad concejal de IU en El Borge (Málaga) pero «pionero» como primer edil de una localidad en acoger este tipo de actos con registro oficial, allá por 2009. A falta de otra regulación, son los propios ayuntamientos los que establecen el reglamento, incide. El Ayuntamiento de Albacete, por ejemplo, ya establece la posibilidad de celebrar actos de acogimiento civil con carácter administrativo desde 2011.

La ceremonia es un acto de bienvenida democrática al niño o niña y un acogimiento a la comunidad, así como un acto de imposición de nombre. Según entiende el ex alcalde de El Borge, el diccionario español en su segunda acepción dice que ‘bautizar’ es ‘dar nombre a algo’. «El sacramento es el bautismo», señala a eldiario.es/andalucia, «y el bautizo podría ser, por tanto, religioso o civil». Un bautizo sin textos ni símbolos cristianos durante la ceremonia para festejar el acogimiento de los recién nacidos como nuevos ciudadanos, explica.

«Hay una gran demanda social sobre este tema, interesa a muchos alcaldes y hay que regularlo», señala Ponce, que prevé que «con el tiempo será una cosa normal como lo fue el matrimonio civil o, más recientemente, el matrimonio gay». Desde Andalucía Laica lamentan que los llamados «ritos de paso» (acogimiento, entrada en el mundo adulto, matrimonio, defunción…) siguen estando socialmente en manos de la Iglesia, por lo que apuestan por no hacer estas etapas patrimonio exclusivo de una creencia.

Ponce explica que, cuando era alcalde, y aún siendo ahora concejal, celebra ceremonias de bienvenida. En ellas, lee los artículos 6, 12 y 27 de la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada por las Naciones Unidas en noviembre de 1989, y el artículo 27 de la Constitución Española, centrado en la educación y el desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales. Ponce, que sigue celebrando actos de bienvenida a quienes se lo plantean, señala que suele sustituir el acto de agua bendita por un fragmento de las ‘Nanas de la cebolla’ de Miguel Hernández.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...