IU promete una Ley de Libertad de Conciencia

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, manifestó hoy que las instituciones españolas “se han quedado estancadas en el siglo pasado, mientras la sociedad camina en el siglo XXI" hacia el Estado laico. Por eso, la coalición abogará en la campaña electoral del 20-N por una Ley de Libertad de Conciencia que permita establecer definitivamente un Estado aconfensional en España.

Así lo manifestó en una rueda de prensa celebrada en Madrid junto con la coordinadora del programa electoral de IU, Marga Ferré, y el presidente de Europa Laica, Francisco Delgado.

“El Gobierno ha vulnerado su propio programa electoral no sacando en esta legislatura la llamada Ley de Libertad Religiosa y la ha dejado en un cajón porque ha renunciado a sus propios postulados”, denunció Lara.

Por su parte, Marga Ferré señaló que 35 años después de la aprobación de la Constitución no hay una separación “nítida y clara” entre Iglesia y Estado.

La propuesta de Ley de Libertad de Conciencia, que ha sido diseñada junto con Europa Laica, propone cuatro ámbitos de actuación: económico, legal, educativo y simbólico. Ferré argumentó que la Iglesia católica tiene exenciones fiscales y privilegios económicos de los que no goza ninguna religión ni asociación, lo que no sólo es “terriblemente injusto”, sino que “atenta a la libertad de conciencia” de los españoles.

“En tiempos de crisis se tiene que financiar por sí misma, como hacen otro tipo de asociaciones”, añadió.

En cuanto al ámbito legal, IU propone modificar el Código Penal para acabar con la “anacrónica” tipificación de los delitos contra el sentimiento religioso, porque la injurias o la blasfemia ya están penadas por ley, que garantiza el derecho al honor de los ciudadanos.

El artículo 525.1 del Código Penal establece que “incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican”.

NI UN METRO CUADRADO

En cuanto al ámbito educativo, IU considera “ni un metro cuadrado de suelo públco” debe dedicarse a la educación religiosa. Por último, defienden que no se utilice ningún símbolo religioso en actos oficiales.

Por su parte, el presidente de Europa Laica, Francisco Delgado, abogó por una modificación, sometida a referéndum, de los “ambiguos” artículos 16 y 17 de la Constitución. Añadió además que la Iglesia católica es la única entidad privada que se “con nombre y apellidos” en la Carta Magna.

Por otra parte, Delgado recordó también que, gracias a las exenciones tributarias y a las subvenciones directas, la Iglesia católica recibe aproximadamente 10.000 millones de euros anuales, es decir, más de lo que necesita Grecia para ser rescatada en los próximos meses. Además, añadió, la Iglesia católica no paga Impuesto de Bienes Inmuebles, pues está exenta.

Además, defendió que las clases de Religión se den fuera del horario lectivo y que los colegios con ideario religioso, sea musulmán, masón, católico o cualquier otra creencia, no sean financiados con fondos públicos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...