IU pregunta al Gobierno por las sentencias que permiten reducir el horario de la asignatura de Religión

El Ejecutivo aragonés decidió reducir la carga horaria de esta asignatura pero fue recurrido por los obispos al TSJA, que aceptó las medidas cautelares solicitadas y tumbó las modificaciones hasta que el pronunciamiento del Supremo

Izquierda Unida ha solicitado información al Gobierno de Aragón en relación a las sentencias del Tribunal Supremo sobre horarios de religión. En concreto, el Tribunal Supremo ha emitido dos sentencias que se hicieron públicas el pasado 23 de marzo, en las que avala la reducción del horario de la asignatura de Religión en los cursos de la ESO y de Bachillerato.

Los fallos se refieren al caso de la Junta de Extremadura, que decidió en 2016 que la asignatura de religión pasara a reducir su horario, lo que, según los obispos y la Asociación de Padres Extremeños (Apadex) que llevaron esta decisión ante el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, suponía un “trato discriminatorio”. Ese órgano judicial les dio la razón al apreciar que era una medida desproporcionada pero ahora el Supremo, sin embargo, respalda ahora a la Junta.

Los fallos recuerdan que la distribución horaria de la materia de Religión en la ESO en Extremadura es similar a la que se le asigna en esa misma etapa en Ceuta y Melilla, los únicos territorios sobre los que el Ministerio de Educación mantiene la competencia. Los jueces han señalado que “si la Administración educativa estatal, en cuyas manos están los principales resortes en materia de enseñanza, ha considerado suficiente esa carga horaria es porque permite o es suficiente para desarrollar adecuadamente la educación religiosa”.

La portavoz de IU en las Cortes de Aragón, Patricia Luquin, ha solicitado información sobre este asunto al Ejecutivo PSOE-CHA porque “nuestra Comunidad también está a la espera de la resolución del Tribunal Supremo, una vez que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón aceptase las medidas cautelares solicitadas por los obispos”.

Cabe destacar que el Ejecutivo aragonés decidió reducir al 50% la carga horaria de Religión en primero de la ESO (a una hora) y en primaria (a 45 minutos) y sacar esta asignatura del horario lectivo en el segundo curso de Bachillerato. Sin embargo, todas estas medidas fueron recurridas por los obispos al TSJA, que aceptó las medidas cautelares solicitadas y tumbó ambas modificaciones hasta que se pronuncie el Supremo.

Luquin recuerda que esta reducción fue un acuerdo de la mayoría parlamentaria de las Cortes de Aragón por lo que considera que el TSJA “vulneró el acuerdo de la representación democrática de la ciudadanía aragonesa optando por la exigencia de los obispos de imponer más horas de religión en las aulas”.

Por este motivo, la diputada de Izquierda Unida ha pedido a la consejera de Educación, Mayte Pérez, que informe si su Departamento ha realizado, o va a realizar, alguna valoración o análisis de las citadas sentencias del Tribunal Supremo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...