IU pide progresividad en las ayudas en los libros de texto y no pagar los profesores de Religión

Izquierda Unida ha presentado este lunes sus propuestas de ahorro en materia de educación. La formación cree se podría ahorrar si la Administración no pagase el coste de los profesores de Religión. Además, ha pedido que la gratuidad de los libros de texto sea progresiva y que las rentas de más de 61.000 euros no reciban esas ayudas.

Izquierda Unida ha planteado este lunes diversas medidas de ahorro en materia de educación. Así, ha apostado por ahorrar el gasto no asumiendo el coste de los sueldos de los profesores de Religión porque “dice la Constitución que no es obligatorio pagar a los profesores de Religión que marcan e imponen los obispados”, tal y como ha explicado su portavoz, Adolfo Barrena. La formación cree que esta medida supondría el ahorro “de un 1%” del gasto de personal del Departamento de Educación, Cultura y Deporte.

Otra de las medidas planteadas incide en el programa de gratuidad de libros de texto, “que cuesta 12 millones de euros a la DGA”. IU ha propuesto que no llegue a todas las familias sino que las rentas de más de 61.000 euros no reciban estas ayudas, mientras que al resto se le aplique la progresividad.

Barrena ha resaltado que de la crisis “se sale de forma distinta a la que dice el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero; el Fondo Monetario Internacional; y a la que piensa y no dice el presidente del PP, Mariano Rajoy”.

Por su parte, el representante de IU en el Consejo Escolar de Aragón, Félix Rubio, cree que atacar “a la parte más débil de la sociedad” es “una mala política que tendrá indudablemente muy malas consecuencias”. Además, ha asegurado que los recortes del Gobierno central se conocen en el sistema público de enseñanza pero que se desconoce si la red de colegios concertados se verá afectada por las medidas.

El portavoz de IU también ha remarcado que las escuelas infantiles de 0 a 3 años se podrán ver afectadas por estos recortes debido a que “se limita la inversión pública” y a que a los ayuntamientos “se les cercena una fórmula de financiación para equipamientos”. Por ello, cree que el plan “empeora claramente la educación pública y prioriza y deriva recursos a la concertada”.

Por todo ello, cree que la ciudadanía “no entendería que sólo se recorte en la parte pública”. Sin embargo, han querido dejar claro que no apuestan por que “se trate igual de mal a la parte privada” sino que lo que buscan es “salvar los servicios públicos, los que no son objeto de negocio”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...