IU pide a la Iglesia que no pretenda «adoctrinar» a la sociedad española ni busque interferir en el Estado de Derecho

La formación solicita a los representantes de «todos los asturianos» que no acudan a la misa de Covadonga el año que viene.

El coordinador federal de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, y el coordinador general de IU en Asturias, Jesús Iglesias, pidieron hoy a la Iglesia Católica que no pretenda "adoctrinar" a la sociedad española ni busque interferir en el Estado de Derecho.

   Ambos dirigentes políticos se refirieron así, en declaraciones a Europa Press, a la homilía que dio hoy el arzobispo de Oviedo, Carlos Osoro, durante la misa con motivo de la festividad de la Virgen de Covadonga en el Día de Asturias en la basílica de Nuestra Señora de Covadonga (Cangas de Onís).

   Llamazares mostró su sorpresa ante la consideración del arzobispo de que se pretende enfrentar el laicismo a la religión y ante su calificación de "falta de tolerancia democrática" para quienes promueven dicho enfrentamiento.

   Al respecto, el diputado hizo dos apreciaciones. Por un lado incidió en la condición de Estado aconfesional de España, por lo que considera que la Iglesia "no tiene poder" en las leyes que aprueba el Parlamento como representante de la sociedad española.

   "La Iglesia puede hacer manifestaciones públicas y adoctrinar a sus fieles, pero no puede pretender determinar la moral pública, no puede adoctrinar al conjunto de la sociedad", remarcó.

   Por otro lado, Llamazares se preguntó a qué enfrentamiento se refiere cuando la Iglesia Católica mantiene sus privilegios económicos y de presencia en la educación, y siguen existiendo símbolos religiosos en instituciones y actos civiles. "Se queja de vicio, hacen quejas preventivas ya que por el momento mantienen sus privilegios", remarcó mostrando su expectativa de que cambie esa situación privilegiada.

MISA SIN AUTORIDADES.

   Por su parte, Jesús Iglesias señaló que la jerarquía eclesiástica es "libre de sentar su doctrina entre sus fieles pero no puede imponerla al resto de la población". Por ello, sostiene que "es lógica la división de poderes que rechazó el arzobispo Osoro" cuando lamentó que se intente separarlo todo enfrentándolo a la religión.

   "No se busca ningún enfrentamiento, pero es lógica la separación entre la Iglesia y el Estado", apuntilló. Además, el coordinador de IU-Asturias dijo que las palabras de Osoro se ven apoyadas y tienen más repercusión por la presencia en la misa de Covadonga del presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces; la presidenta de la Junta General, María Jesús Álvarez; y el delegado del Gobierno, Antonio Trevín, entre otras autoridades civiles.

   Así, considera que como representantes públicos de los "todos los ciudadanos de Asturias" no es apropiado que acudan a "escuchar la línea doctrinal que marca el arzobispo". "Pueden ir como creyentes, si así lo consideran, pero no como cargos públicos y representantes de los ciudadanos", argumentó.

   Por ello, solicitó a todos ellos que "apuesten por corregir" su asistencia de cara a la celebración religiosa del Día de Asturias del año que viene.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...