IU estudia recurrir ante el Tribunal Constitucional el acuerdo de financiación de la Iglesia

Llamazares avisa de que las posiciones de IU-ICV y Gobierno están «muy distantes» en el debate global de los PGE para 2007

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, adelantó hoy que su formación, junto con una serie de organizaciones laicas, estudiará la posibilidad de presentar un recurso de inconstitucionalidad contra el acuerdo de financiación de la Iglesia, que el Gobierno hizo público el pasado viernes.

   En rueda de prensa, argumentó que estudiarán esta posibilidad ante una iniciativa que, en su opinión, no va en el sentido del acuerdo de 1987, que era el de la "autofinanciación de la Iglesia", y que tampoco va en el sentido de la aconfesionalidad del Estado, sino en el de "consolidar la confesión católica".

   Asimismo, Llamazares avanzó que su grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados, IU-ICV, enmendará este aspecto de los PGE y presentará una enmienda alternativa que vaya en el sentido de la "autofinanciación de la Iglesia al margen de la Declaración de la Renta", y promoverán un tratamiento fiscal de la Iglesia "más equitativo y menos privilegiado".

   En este sentido, afirmó que se trata de un acuerdo "injusto" porque mantiene los "privilegios" de una confesión religiosa, "en lugar de una relación preferente". "La relación que contempla la Constitución entre Iglesia y Estado en ningún caso es de carácter confesional, sino que sitúa esa relación en un marco aconfesional y que garantiza el principio de igualdad, no de privilegios, como ahora", explicó.

"HAN CAÍDO LAS NUECES DEL ÁRBOL"

   Llamazares indicó que, a su juicio, el Gobierno está haciendo "concesiones a cambio de la pax vaticana", y recordó que durante los últimos meses, la Iglesia ha "agitado" el árbol y ahora "han caído las nueces". Así, insistió en criticar el acuerdo, al cual se refirió como "tropezón en términos constitucionales".

   En su opinión, se avanza en transparencia, pero se consolidan los "privilegios" y la "desigualdad" con respecto a otras confesiones, al tiempo que se "renuncia a la aconfesionalidad del Estado". "¿Por qué abandona el Gobierno el objetivo de avanzar hacia la autofinanciación de la Iglesia?", se preguntó.

   "La autofinanciación sería que la Iglesia financiase el conjunto de sus actividades y que por parte del Estado pudiera haber exenciones o bonificaciones fiscales, pero lo que hay hoy es un capítulo de la Declaración de la Renta de todos los ciudadanos, por el cual, no solamente los católicos marcan la financiación de la Iglesia, sino el conjunto de los ciudadanos", recalcó.

   Según dijo, otra cosa sería que los católicos, los que quieran financiar a la Iglesia, tuvieran un "recargo" por el cual pagasen a la Iglesia católica, porque eso "sí iría en el sentido de la autofinanciación". Agregó, por tanto, que esto consolida la confesionalidad de las instituciones, con la "paradoja" de que la sociedad española es "cada vez más laica y plural".

   Finalmente, aprovechó para destacar que las posiciones de IU-ICV en lo que a la negociación global de los PGE se refiere, siguen "muy distantes" respecto del Gobierno, al tiempo que adelantó que el Grupo Parlamentario será "muy exigente" con el contenido social, ambiental y municipalista de los Presupuestos, con la intención de que garanticen el "cambio social" y tengan presente a la educación, la dependencia y la vivienda, entre otras materias.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...