IU celebra en el Parlamento Europeo las Jornadas «Izquierda Unida por una Europa Laica»

En las que participaron, además de las asociaciones de Europa Laica y Asociación Laica de Rivas Vacia-Madrid, numerosos miembros de las diferentes federaciones de Izquierda Unida en España.

Ayer se celebró en el Parlamento Europeo el encuentro a favor del laicismo 'Izquierda Unida por una Europa Laica', organizado por el europarlamentario Willy Meyer, y en las que participaron, además de las asociaciones de 'Europa Laica' y 'Asociación Laica de Rivas Vacia-Madrid', numerosos miembros de las diferentes federaciones de Izquierda Unida en España.

En la primera mesa de trabajo, que contó con la participación de la eurodiputada comunista Inês Zuber, la representante del Partido Comunista Francés (PCF), Charlotte Balavoine, y el eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer, se abordó la situación actual del laicismo en la Unión Europea y los posibles caminos para trabajar a favor de este a nivel comunitario.

Meyer enmarcó el debate en el contexto actual resaltando "las inmensas dificultades para avanzar en el laicismo mientras que el Estado, lo público, con los servicios sociales a la cabeza, incluidos la educación y sanidad, siga sufriendo este ataque sin precedentes, viéndose reducido a la mínima expresión por la ofensiva neoliberal que vivimos".

"Desde Izquierda Unida estamos seguros que para contrarrestar esta ofensiva es necesario cambiar los equilibrios de fuerza actuales, armándonos ideológicamente para mostrar que sí hay alternativa para salir de la crisis sin retrotraernos a la situación social, laboral y económica de principios del siglo pasado", señaló Meyer.

Zuber, eurodiputada del Partido Comunista Portugués (PCP), resaltó la importancia de las jornadas puesto que "la laicidad es un tema de candente actualidad" y alertó que en este contexto de crisis "la división Iglesia-Estado se está diluyendo, ocupando las iglesias el espacio propio del Estado social: con los recortes y ataques de los servicios públicos, los servicios sociales están siendo de nuevo dejados en manos de las Iglesias, lo que deja los derechos básicos de todos y todas las portuguesas en manos de la caridad y el asistencialismo".

Por su parte Charlotte Balavoine, representante del PCF, si bien apuntó la fuerza que ha tenido el laicismo en Francia durante el pasado- "la lucha por el laicismo siempre ha ido de la mano de la lucha por los valores republicanos"- resaltó que "el auge del extremismo religioso está directamente relacionado con la progresiva dejación del Estado de sus funciones, por lo que para seguir trabajando a favor del laicismo es necesario fortalecer el papel del Estado".

La segunda mesa contó con la participación de Juan M. del Castillo, miembro de la Junta Directiva de la Asociación Lacia de Rivas Vacia-Madrid, Pablo Laguna, de Europa Laica, y Enrique Ruiz del Rosal, presidente de la Asociación Laica de Rivas Vacia-Madrid.
Todos ellos analizaron la situación del laicismo en España y explicaron diferentes proyectos que están siendo llevados a cabo.

En la primera intervención, Del Castillo apuntó "existe una estrecha relación entre la libertad de conciencia y los derechos civiles, políticos y sociales de las personas, cuya garantía es el punto final de los planteamientos laicistas".

En esa misma línea se expresó Pablo Laguna, de Europa Laica, cuando señaló "la libertad de conciencia es el eje vertebrador de los derechos humanos ya que el laicismo es un completo indispensable para la garantía de estos derechos".

Asimismo, Laguna expuso diferentes proyectos que está desarrollando la Asociación Europa Laica – "la única asociación que nace con el objetivo de cohesionar los diferentes actores por el laicismo en España"- como por ejemplo la denuncia de las inmatriculaciones que lleva a cabo la iglesia católica española o la campaña 'ninguna cruz en la declaración del IRPF'.

El último orador fue Enrique Ruiz del Rosa quien explicó la trayectoria de la Asociación Laica de Rivas Vacia-Madrid y denunció "la sistemática instrumentalización de las instituciones públicas por parte de las Iglesias para conseguir sus objetivos y beneficios".

"El pluralismo ideológico y la libertad de conciencia son violados cada vez que un representante político, y por tanto representante de toda la ciudadanía, participa en actos de una determinada concepción moral, en actos religiosos", señaló el presidente de la Asociación Laica de Rivas Vacia Madrid.

Igualmente, Ruiz de la Rosa apostó por "la presión constante sobre las instituciones públicas en defensa del laicismo, como una actividad cívica de primera necesidad para denunciar los injustos privilegios que tiene la iglesia católica en España".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...