Irlanda dice «sí» a suavizar el divorcio

La dura derrota de los defensores de estas restricciones, con la Iglesia católica a la cabeza, da una idea de la profunda transformación que ha atravesado este país en las últimas tres décadas.

El «sí» a la reforma de la estricta ley del divorcio en Irlanda ganó el referéndum del viernes con más del 80 % de votos, mientras continúa el recuento de las elecciones europeas y locales celebradas ese mismo día en este país.

A falta del resultado de tres circunscripciones, esta amplia victoria da al Gobierno del partido democristiano Fine Gael vía libre para suavizar la actual legislación, vigente desde hace 24 años y que establece que la terminación oficial de un matrimonio solo se concede cuando los cónyuges han vivido por separado durante cuatro de los cinco años previos.

La dura derrota de los defensores de estas restricciones, con la Iglesia católica a la cabeza, da una idea de la profunda transformación que ha atravesado este país en las últimas tres décadas, durante las que la jerarquía eclesiástica han perdido prestigio y casi todo su poder.

Sirva como ejemplo el hecho de que el divorcio es legal en Irlanda solo desde 1995, cuando el «sí» logró el 50,3% y el «no» el 49,7%, con una diferencia de menos de 10.000 votos.

El Fine Gael también obtuvo el mayor número de votos de primera preferencia en los comicios europeos, según destacó el primer ministro, Leo Varadkar, si bien el reparto final de escaños dependerá de las transferencia de sufragios entre candidatos, tal y como permite el complejo sistema electoral irlandés.

Los expertos señalan que el principal beneficiado de este traspaso de votos en los comicios comunitarios y locales será el Partido Verde, después de una campaña en la que el asunto del cambio climático cobró un gran protagonismo, así como el de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...