Irán critica a Noruega por la publicación de las caricaturas de Mahoma

"Este tipo de ilógicas decisiones van en contra de los valores religiosos, de la divina religión, del código internacional de conducta, la declaración de los derechos humanos y la libertad de expresión", argumentó.

"No es justificable herir los sentimientos de 1.500 millones de musulmanes con la excusa de la libertad de expresión", explicó Mehmanparast, a quien citó la agencia de noticias estatal Irna.

El portavoz responsabilizó directamente al gobierno noruego de la propagación de este tipo de "actos provocativos que son una flagrante violación de los derechos humanos".

"Este tipo de medidas blasfemas que despertaron la ira de los musulmanes en el pasado no contribuyen al entendimiento entre las naciones del mundo", concluyó.

El rotativo noruego "Aftenposten", uno de los más prestigiosos de ese país, reprodujo el pasado 8 de enero las doce viñetas de Mahoma publicadas en septiembre de 2005 por el diario danés "Jyllands Posten" y que provocaron un conflicto internacional con el mundo islámico.

"Aftenposten" justificó su decisión con el argumento de que habían vuelto a ser actualidad debido el intento fallido de asesinato sufrido días antes por su autor, Kurt Westergaard, quien dibujó al Profeta de los musulmanes con un "turbante-bomba".

"Estamos ante un caso judicial en Dinamarca vinculado a este grave ataque contra el dibujante de 'Jyllands Posten'. Por eso vemos natural recordar la dimensión artística y periodística causante de este acto violento", explicó Hilde Haugsgjerd, redactora jefe de "Aftenposten".

Este periódico noruego ya había publicado las controvertidas viñetas hace cuatro años, poco después de surgir el conflicto en Dinamarca, aunque cuando éste alcanzó dimensión internacional meses después, decidió no volver a hacerlo.

Un agresor de origen somalí, acompañado por otros dos hombres, intentó atacar con un hacha el pasado primero de enero a Westergaard en su casa de Aarhus, en el oeste de Dinamarca.

Según la policía danesa, el atacante, que está en prisión preventiva, está vinculado al movimiento islámico somalí Al Shabab y a la red terrorista Al Qaeda.

El dibujante danés ha sido objeto de varias amenazas y ataques desde la publicación de las caricaturas, que provocaron una ola de protestas en varios países de religión musulmana, la quema de legaciones diplomáticas danesas y un boicot a productos daneses.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...