Investigan a la Iglesia por blanqueo de capitales

La Fiscalía de Roma sospecha de una retirada ilícita de 600.000 euros del Banco del Vaticano, que ya tenía pendiente un presunto delito de lavado de 23 millones en dinero negro

La Fiscalía de Roma está investigando nuevas supuestas operaciones ilegales del Instituto para las Obras de la Religión (IOR), conocido como el Banco del Vaticano, además de las relativas a los 23 millones de euros del posible delito de lavado de dinero que ya salieron a la luz hace unas semanas.

Según informaron este miércoles, los medios de comunicación italianos, las nuevas operaciones que está investigando la Fiscalía romana también serían relativas a un supuesto delito de lavado de dinero.

En detalle, las pesquisas se refieren a 300.000 euros depositados en una cuenta del IOR, abierta en el banco italiano Unicredit en noviembre de 2009, y a una retirada de fondos por valor de 600.000 euros de una cuenta de la entidad Intesa San Paolo.

Por otro lado, un Tribunal de Roma desestimó hoy la petición del IOR de desbloquear los 23 millones de euros, que la Fiscalía había ordenado confiscar ante el posible delito contra las normativas europeas del lavado de dinero negro por no haber comunicado a las autoridades italianas los nombres de dos clientes que ingresaron esta cantidad.

Por estos delitos, están siendo investigados el director del Banco Vaticano, Ettore Gotti Tedeschi, ex presidente del Santander Consumer Bank, la división italiana del Grupo Santander; y el director de la entidad vaticana Paolo Cipriani.

El delito de lavado de dinero negro, que responde en Italia a las normas comunitarias, implica multas de entre 5.000 y 500.000 euros y penas de reclusión entre los seis meses y un año.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...