Interior moviliza a 5.000 policías para la seguridad del Papa en su visita a Madrid

El coste del despliegue supone un gasto de 1,7 millones de euros en dietas, gratificaciones y servicios extraordinarios, según datos de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana

El Ministerio del Interior movilizará a 4.952 agentes de Policía para garantizar la seguridad del Papa durante su visita pastoral a España entre el 18 y el 21 de agosto con motivo de la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). El coste del despliegue supone un gasto de 1,7 millones de euros en dietas, gratificaciones y servicios extraordinarios, según datos de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, responsable del dispositivo. Las fuentes policiales consultadas aseguran que el mismo es similar al que se monta con motivo de otras visitas de Estado.

Entre los agentes que se van a encargar de proteger al Papa figuran 1.853 alumnos de la Escuela de Policía de Ávila. El resto son funcionarios de las unidades de Caballería, Subsuelo, Brigada Móvil y de las Unidades de Intervención Policial (antidisturbios). La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil ha suspendido las vacaciones de 1.450 funcionarios, a los que pagará una compensación de 450 euros.

La visita de Benedicto XVI supondrá un gasto total aproximado de entre 55 y 62 millones de euros, según los datos que el cardenal Antonio María Rouco Varela facilitó en una rueda de prensa celebrada en Roma para presentar la Jornada. Una parte será sufragada por la administración (Gobierno, Ayuntamiento y Comunidad), otra por los propios peregrinos y el resto por entidades privadas (El Corte Inglés, Banco de Santander y Telefónica, entre otras) que obtendrán beneficios fiscales porque el Ejecutivo ha declarado la jornada de “evento de interés público”.

Gastos e ingresos.

Fernando Jiménez Barriocal, director financiero de la visita, manifestó días atrás que la misma tendrá “coste cero para el contribuyente y supondrá una inyección de más de cien millones de euros para la economía española” por el desplazamiento de más de un millón de personas. No opina lo mismo el Foro de Curas de Madrid, que integran 120 sacerdotes de algunas de las parroquias más pobres de la capital, que fechas atrás hicieron público un documento en el que denuncian el elevado costo del evento, “que no se compagina con el estilo de Jesús en el Evangelio”.

El texto dice que para hacer posible la visita “ha sido necesario un pacto con las fuerzas económicas y políticas que refuerza la imagen de la Iglesia como institución privilegiada y cercana al poder, con el escándalo social que ello supone, particularmente en el contexto de la actual crisis económica. Escándalo originado también al comparar la facilidad con que los poderes públicos financian este acontecimiento, con tantos recortes en recursos económicos y derechos sociales como se está exigiendo a la mayoría de los ciudadanos”.

La visita se inicia el jueves 18, aunque los peregrinos comenzarán a llegar a la capital el martes 16 para asistir a la misa que el cardenal Rouco Varela oficiará en la plaza de Cibeles. El viernes 19 se entrevistará con los Reyes en el palacio de la Zarzuela y recibirá al presidente Rodríguez Zapatero en la Nunciatura Apostólica de Madrid. Al día siguiente participará en la vigilia con los jóvenes en el aeródromo de cuatro vientos, donde al día siguiente clausurará su estancia en la capital con una misa. Grupos laicos, ateos y de católicos progresistas tienen previsto celebrar una manifestación el día 17, la jornada previa a la llegada de Benedicto XVI.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...