Institutos de Madrid se oponen al uso de los mismos para la visita de Ratzinger

Varios institutos de Madrid vienen manifestando su oposición a convertirse en albergue para un acto confesional coltólico como es la Jornada de la Juventud Católica a la que asistira Benedicto XVI

Los abajo firmantes, miembros del claustro del I.E.S………………………….. de Rivas Vaciamadrid, manifestamos mediante este escrito, nuestro firme rechazo al acuerdo alcanzado entre la Administración y la Sede Episcopal, de utilizar las instalaciones de los centros educativos para alojar a los jóvenes seguidores del Papa, máximo representante de la Iglesia Católica, durante su visita a Madrid, el próximo mes de Agosto. Dicho acuerdo les fue comunicado oralmente, aunque con carácter oficial, a todos los directores de los centros

Basamos nuestra disconformidad con dicho acuerdo en:

1.    El art.16 de la Constitución señala el carácter aconfesional del Estado  Español, y ello vincula a todas las administraciones públicas (también a la Comunidad de Madrid y a los Ayuntamientos) y a sus servidores públicos. Esto implica:

a)  que no puede darse un trato de favor a ninguna religión; y

b)  que los intereses y recursos públicos no pueden ponerse al servicio de ninguna confesión religiosa, independientemente del número de sus seguidores. 

2.    Por más que el gobierno haya declarado el evento “de interés público” a efectos administrativos, para poder beneficiarlo con ayudas públicas, no afecta a todos los jóvenes, lo que omite mencionar la convocatoria de la jornada (Jornada Mundial de la Juventud), sino solamente a los jóvenes católicos, en el mejor de los casos, puesto que muchos católicos rechazan este tipo de visitas del papa. Sería por tanto más adecuado hablar de la “Jornada Mundial de la Juventud Católica”, no ofreciendo así ninguna duda sobre el carácter particular y no general de esta jornada, por muy multitudinaria que resulte.

3.    Resulta cuanto menos preocupante, que se pongan a disposición de intereses privados, los recursos públicos que son financiados por todos los ciudadanos (de todas las creencias y convicciones), máxime en un contexto de grave crisis económica, en el que los fondos para la educación, y para los servicios públicos en general, se reducen notablemente.

4.    La escuela pública debe ser, por su propia naturaleza universal, laica, y mantenerse alejada de cualquier impronta confesional.

5.    Iniciativas como la adoptada por la administración no solamente son inconstitucionales, sino que tienden a vaciar a ésta de contenido.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...