Impuesto religioso

Si de los impuestos que yo pago, como todos, se me permitiera, por debilidad o complicidad del Gobierno, sacar una cantidad para sostener, con la excusa de que realizan una gran labor social, a los dirigentes de mi partido político, esto obligaría a los demás contribuyentes a pagar más para cubrir la sangría que así hago de los ingresos del Estado, y violaría además su libertad de conciencia ideológica.

Pues exactamente lo mismo ocurre con el ' impuesto religioso' (?!), en realidad clerical, destinado casi todo a pagar a los clérigos. Ahora, mucho peor aún, pues este Gobierno 'laico' ha hecho permanente esa sangría anticonstitucional, y aumentado esa sustracción a mano armada estatal del 0,5% al 0,7%. No se puede ir más directamente contra la libertad de conciencia, contra la Constitución y contra el bolsillo de los ciudadanos. Y es difícil saber quién es más indigno: si un Gobierno que así traiciona su deber constitucional y busca la complicidad de una Iglesia cada día más insaciable y corrupta, o una Iglesia tan farisaica que predica moralidad mientras se vende por 30 monedas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...