Impostergable, incluir en la Constitución la frase «Estado laico»: grupos religiosos

«La Iglesia, uno o dos pasos atrás de la realidad del México del siglo XXI», resaltan

Es tiempo de que el Congreso de la Unión incluya en la Constitución la expresión Estado laico para terminar así con la intervención de los jerarcas religiosos en las políticas públicas y definir claramente la separación Estado-Iglesia, expusieron ayer por separado la organización Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) y la asociación religiosa Asambleas de Dios.

A su vez, el Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad con los Pueblos de América Latina (Sicsal) reprobó los señalamientos del cardenal Juan Sandoval Íñiguez por el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en favor de los matrimonios entre personas del mismo sexo y de que éstos puedan adoptar, y lamentó que con esas posturas la Iglesia católica esté uno o dos pasos atrás de la realidad histórica del México del siglo XXI.

Jorge Saavedra, director de asuntos internacionales de la Fundación Ayuda contra el Sida, calificó de lamentable que un grupo de nuestros compañeros que se manifestaban a un costado de la catedral de Guadalajara en favor de los matrimonios gays y la posibilidad de que puedan adoptar hayan sido agredidos por fanáticos religiosos.

Añadió: lo único que ocasionó el cardenal Sandoval Íñiguez con sus declaraciones incendiarias, agresivas, obscenas y que incitan al odio, es que algunas personas realicen acciones en contra de la comunidad lésbico, gay, bisexual y transgénero (LGBT).

En ese contexto, Daniel de los Reyes Villarreal, superintendente general de Asambleas de Dios, afirmó que las asociaciones religiosas registradas en el país deben tener presente que pueden o no estar de acuerdo con la ley, pero éstas no las hacemos las iglesias, sino el Poder Legislativo, y será la población la que juzgará si son correctas.

Puntualizó que por el bien del país debe reafirmarse el Estado laico y señalarse definitivamente en la Constitución.

María Consuelo Mejía, directora de CDD, reprobó las acusaciones de Sandoval Íñiguez e indicó que el respaldo al religioso por otros jerarcas de la Iglesia católica genera profunda indignación y tristeza, pues evidencia que integrantes del clero siguen intentando intervenir en política.

Por separado, Jaime López Vela, coordinador de la agenda LGBT, indicó que en los estados nuestros compañeros de la comunidad siguen siendo presas de la discriminación y la homofobia. Las declaraciones de Sandoval Íñiguez contribuyen a la agresión, intolerancia y están en la base de las agresiones por homofobia, que derivan en crímenes de odio. Por eso el cardenal debe ser sancionado, de acuerdo con lo que establece la ley de asociaciones religiosas. (Con información de César Arellano)

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...