Impiden la boda de una novia con velo islámico

El Alcalde de Limoges no admite el casamiento de una pareja al no poder identificar a la mujer, que se negaba a quitarse el velo.

La Alcaldía de Limoges no permitió casarse el pasado sábado a una pareja musulmana porque el contrayente no admitió que su futura esposa se quitase el velo que le cubría el rostro para poder ser reconocida. El teniente de alcalde de la localidad pidió a la futura esposa que se desprendiese momentáneamente del velo islámico para poder certificar que su identidad correspondía a la indicada en sus documentos. El marido se negó en redondo a que su novia enseñase su rostro.
La ley francesa obliga al reconocimiento de la identidad de los contrayentes por parte del titular del juzgado de Paz. "No se trata de un caso de discriminación, sino de incumplimiento manifiesto de la ley", se defendió ayer en la radio pública el alcalde de Limoges.
Tanto el futuro marido como los testigos de la pareja, de nacionalidad francesa, insultaron a los funcionarios de la Alcaldía.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...