Iglesia pide que padres de la patria no aparezcan en libros como excomulgados

La Iglesia mexicana pidió que se reconozca en los libros de texto que los religiosos que en el siglo XIX participaron en la campaña de Independencia del país, Miguel Hidalgo y José María Morelos, no murieron excomulgados, sino en su condición de sacerdotes, publicó hoy la prensa mexicana.

Según varios diarios, el director del Archivo Histórico del Arzobispado de México, Gustavo Watson, explicó este domingo que es necesario que en los libros de historia haya una corrección acerca de este caso.

Esto es debido, apuntaron, a que según las actas del proceso estudiadas, ambos se confesaron antes de morir.

"Otra de las pruebas de que no fueron excomulgados es que fueron enterrados en terreno eclesiástico, acción que en ese tiempo jamás se hubiera hecho con un excomulgado", puntualizó Watson, según el rotativo Crónica.

En su opinión, el carácter sacerdotal no se puede perder por ningún tipo de ceremonia, sino que permanece eternamente, por lo que, indicó, "a pesar de la degradación, Hidalgo y Morelos murieron siendo sacerdotes de la Iglesia católica".

En octubre de 2007, una comisión de la Cámara de Diputados de México encargada de apoyar los festejos del Bicentenario de la Independencia del país (1810) y el Centenario de la Revolución Mexicana (1910-1917) pidió a la Iglesia Católica aclarar si los próceres Miguel Hidalgo y Costilla (1753-1811) y José María Morelos y Pavón (1765-1815) fueron o no excomulgados.

El cura Hidalgo, el iniciador de la Independencia de México, fue excomulgado el 24 de septiembre de 1810 por el obispo Manuel Abad y Queipo, y esa sanción fue ratificada en la época por los obispos de la capital mexicana y de la ciudad occidental de Guadalajara.

En la mente de muchos mexicanos quedó la idea de que los religiosos que participaron en la gesta independentista murieron excomulgados.

Por esa razón el cardenal Norberto Rivera, de la archidiócesis de México, creó una comisión de revisión histórica para documentar que los personajes murieron en el seno de la Iglesia católica gracias a esa postrera confesión.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...