Iglesia cristiana estaría estafando a sus feligreses

DIARIO DEL HUILA conoció en exclusiva el testimonio de uno de los ciudadanos que asegura haber sido víctima de una iglesia cristiana que prometió dar casas a sus asociados. Conozca la historia.

Martín Eduardo Devia González, es un ciudadano normal como muchos de los que anhelan en algún momento de su vida contar con casa propia. Pero su sueño quedó hecho cenizas cuando decidió creer en la palabra del representante legal y pastor de la fundación social de vivienda comunitaria «Gran Águila», el señor José Alexánder Chacón quien le aseguró que podría conseguir su hogar en poco tiempo y con grandes facilidades de pago.

La fundación social de vivienda comunitaria «Gran Águila» prometía dar residencia comunitaria con la donación de la vivienda por parte del gobierno de los Estados Unidos, a cada uno de sus asociados, lo cual para muchos resultó interesante.

Poco después, Devia González (denunciante) decidió entablar una comunicación más cercana con el pastor para que le explicara cada uno de los beneficios y las facilidades que podría tener al acceder a su vivienda con la congregación.

“Luego de escuchar al representante legal y pastor de la iglesia Gran Águila, quien me habló y explicó las facilidades de pago, los beneficios y los tipos de casas que se iban a realizar, decidí consignar la cuota inicial de $3’000.000 en la cuenta de Bancolombia el día 28 de julio de 2010 y firmé el documento de compromiso por aporte a concepto social-administrativo”.

 En total, $5’000.000

El ciudadano manifestó que en ningún momento sintió desconfianza pues tanto él como las otras víctimas, observaban que la fundación tenía sus documentos en regla, contaban con los planos de las casas, cartas recibidas del Gobierno estadounidense y al ser una fundación cristiana, la confianza que brindaban era total.

“Se reafirmaba esta confianza en varias de las reuniones donde se nos informaba a los socios de la fundación sobre los avances de la adquisición del lote, en los informes de los diálogos con Electrohuila para la distribución de la luz, se mostraba muy próspero y en buena marcha la realización de las casas”.

Así mismo, cada una de las personas interesadas que ya había depositado algún tipo de dinero en la fundación cristiana con la esperanza de recibir su vivienda, decidieron acercarse hasta el lote donde les habían expresado quedarían sus casas “y confirmamos lo dicho por José Alexánder Chacón”.

Dos años después de asociarse y entregar la suma de $3’000.000, “el representante legal arriba mencionado, me solicitó que invirtiera un poco más $100.000 mensuales para dar celeridad al proyecto y me explicó que así se les había comunicado a los otros asociados”.

Por lo que decidió aportar $2’000.000 más pero “esta vez no a la cuenta de la fundación sino a la fundación misma, el día 7 de abril de 2012 y me lo recibió la secretaria, Érica Consuelo Fierro”.

Luego de no ver ningún tipo de progreso en la entrega de las casas prometidas y con $5’000.000 ya dentro de la fundación cristiana, Martín Eduardo Devia González le notificó al pastor de la iglesia “que si no veía ningún progreso en la gestión de la entrega de las casas me retiraba en marzo del 2013. Transcurrido el tiempo y a comienzo del año 2013, el día 6 de abril de 2013 radico mi solicitud de retiro del proyecto y solicitud de los valores aportados hasta la fecha por $5’000.000”.

El dinero no aparece

Tras varias llamadas al representante legal y pastor de la iglesia, insistiendo en que devolviera el dinero invertido, este manifestaba que el la plata se le devolvería pero que tuviera paciencia pues estaban a la espera de la venta de unos lotes pero a la fecha, Martín Devia no ha logrado volver a establecer nuevamente contacto con el hombre y hoy teme quedarse sin plata y sin casa.

“Me decía que el dinero no se iba a perder, que le diera espera para poder vender unos lotes que tiene la iglesia Gran Águila en el municipio de Rivera y unos lotes donados a la iglesia en el municipio de Gigante, que en un lapso de 15 o 20 días me daba respuesta” pero, “la semana pasada realice la última llamada y no hubo respuesta, dejé un mensaje de voz, solicitándole se me informara de lo acontecido y es la fecha en la cual no ha dado razón”.

DIARIO DEL HUILA estableció comunicación con José Alexánder Chacón, pastor y representante legal de la fundación social de vivienda comunitaria «Gran Águila» y quien al parecer persuadió a varios ciudadanos para entregar representativas cantidades de dinero para la compra de vivienda, asegurando exaltado que “eso ya está ante la Fiscalía, están haciendo las respectivas investigaciones y yo me entiendo es con la fiscalía y no con medios públicos” (…) “esperemos que siga la investigación de la Fiscalía y que ellos digan si nosotros somos estafadores o no”.

Chacón expresó que tiene claro que se encuentra denunciado ante la Fiscalía pero que no daría información al medio debido a que no se le revelaron los nombres de las víctimas que manifiestan haber sido estafadas. “Me tienen la denuncia en la Fiscalía y la Fiscalía se encargará de investigar y deducir si es estafa o no”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...