Iglesia católica quedó por fuera de la Junta Directiva del SENA (Servicio Nacional de Aprendizaje) en Colombia

Con ponencia del magistrado Alejandro Linares, la Corte Constitucional explicó que “el Estado colombiano es laico, aconfesional y neutral. Por ello no debe haber participación de la Conferencia Episcopal en los órganos directivos del SENA”.

La Sala Plena de la Corte Constitucional tumbó parte de la Ley 119 de 1994 mediante la cual se reestructuró el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), y se permitió que la Conferencia Episcopal designe a una persona para que lo represente en el Consejo Directivo Nacional y en los Consejos Regionales del Sena.

Explicó la Corporación Judicial con ponencia del magistrado Alejandro Linares que “el Estado colombiano es laico, a confesional y neutral. Por ello no debe haber participación de la Conferencia Episcopal en los órganos directivos del SENA”.

El Alto Tribunal aceptó los argumentos de la demanda en la que se advertía que «incluir un representante de la iglesia católica romana en los órganos directivos nacional y regionales, contraría el carácter laico y pluralista del Estado colombiano».

Para la Corte es claro que dicha norma vulnera la libertad religiosa, pues da un trato privilegiado a la iglesia católica “debido a que están estimulando la participación de esa iglesia en la construcción de políticas públicas que les serán aplicables”.

Iglesia rechaza decisión que la dejó por fuera de la Junta Directiva del Sena

Frente a la determinación de la Corte Constitucional de retirar al representante de la Conferencia Episcopal de la Junta Directiva del Sena, Monseñor Francisco Nieto quien es el representante aseguró que se »quiere desconocer todo aquello que no esté de acuerdo con el pensamiento de unos pocos».

Monseñor Nieto explicó que respecto a ese tipo de temas «se debería ir al pueblo y preguntarle si estaría de acuerdo en ese sentido».

Resaltó que el Sena nació de iniciativas de los padres jesuitas, y del cardenal Luque «que junto con el gobierno vieron la necesidad de constituir una institución educativa que buscará elevar el conocimiento de los trabajadores».

Señaló que en los estatutos está previsto que «se necesita una representación de la Iglesia Católica precisamente porque nació con la iglesia católica».

Finalmente aseguró que nunca ha recibido «un peso».

«Estoy en la junta directiva de una institución en donde permanentemente quiero aportar pero no tengo sueldo, ni viáticos, ni absolutamente nada. Estoy aquí es para ofrecer un pensamiento de formación integral qué educativamente no nos olvidemos de las cosas básicas y humanas» puntualizó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...