Iglesia Católica mantiene privilegios económicos en España pese a la crísis

A pesar de la crisis económica que agobia a Europa, el gobierno de Mariano Rajoy ha decidido mantener los privilegios de la Iglesia Católica asegurándole la suma de diez mil millones de euros.

Pese a los recortes aprobados por el nuevo Gobierno, la Iglesia católica va a continuar recibiendo unos 10.000 millones de euros al año entre subvenciones directas, donaciones económicas, cesiones de terrenos y exenciones de impuestos como el que pesa sobre los bienes inmuebles (IBI) que es, precisamente, uno de los que ha incrementado el Ejecutivo del Partido Popular.

Este privilegio tiene su origen en la Ley Hipotecaria de 1946 que permite a la Iglesia no matricular en el Registro de la Propiedad de Inmuebles los edificios no inscritos a nombre de nadie.

Con diez mil millones de euros, una cifra similar que recibió en 2011, se podrían pagar 23.474.178 subsidios de desempleo de 426 euros, 15.590.895 salarios mínimos interprofesionales de 641,40 euros.

Además, la Iglesia recibe 4.600 millones de euros del Estado para pagar a los 16.000 profesores de religión de las escuelas públicas y financiar colegios concertados. Los centros de salud y hospitales dirigidos por órdenes religiosas reciben otros 3.200 millones de euros para financiar la atención sanitaria.

Casi todos los municipios españoles, cuentan con eventos religiosos de ámbito local. Por ello, la Iglesia recibe otros 290 millones de euros de dinero público. Los capellanes que ejercen en cárceles y cuarteles son considerados funcionarios. Por tanto, su sueldo también lo aportan las arcas públicas. Un total de 25 millones de euros. Además, para conservar el patrimonio artístico propiedad de la Iglesia, la institución eclesiástica recibe 500 millones de euros.

En 2011 las arcas públicas contaron con una partida excepcional, dirigida a sufragar los gastos de seguridad, limpieza, organización y cesión de terrenos para celebrar la Jornada Mundial de la Juventud celebrada el pasado mes de agosto. La partida, ya sea en metálico o en especie, fue de alrededor de 60 millones de euros.

¿Cuánto le cuesta esto a cada español? 200 euros por habitantes, sea católico, evangélico, ateo o agnóstico. Así sea blanco de sus discursos homofóbicos o no. No importa. Todos los habitantes de España siguen manteniendo a la Iglesia Católica.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...