Iglesia Católica enfila sus baterías contra Bayly

Se enciende la pradera. La propuesta del periodista Jaime Bayly para suprimir las subvenciones económicas y las exoneraciones que el Estado le otorga anualmente a la Iglesia Católica generó el inmediato rechazo de miembros de la institución eclesiástica. El más duro fue el ex presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, monseñor Luis Bambarén, quien descalificó moralmente al escritor y dijo que no tiene seriedad para tentar el sillón presidencial.

“Voy a ser muy claro. Yo, con Jaime Bayly, nada. Lo he visto besándose en la boca con otro hombre, haciendo gala de eso, y midiéndoles el pecho a las mujeres. Con ese hombre, nada. No tiene principios morales. ¿Qué cosa va a transmitir a la juventud? Cada vez se ha ido deteriorando más su imagen. Cree que al hacer chistes puede permitirse cualquier grosería, cualquier inmoralidad”, enfatizó en diálogo con Perú.21.

Sobre la mencionada propuesta, publicada en este diario, Bambarén le pidió que estudie mejor el tema porque, dijo, no se trata de una subvención, sino de una compensación a la Iglesia por los bienes que entregó al Estado. “Es poquísimo (el apoyo)”, subrayó.

MÁS CRÍTICAS. Fuentes de la Conferencia Episcopal indicaron que el presidente de la institución, monseñor Miguel Cabrejos, expresó su total desacuerdo con el planteamiento. En la misma línea que Bambarén, manifestaron que la asignación es una forma de compensar a la Iglesia que, por ejemplo, en la lucha por la independencia y la Guerra del Pacífico, entregó objetos de gran valor para apoyar económicamente al Perú. “La Iglesia tiene más de 2,000 años y, en el Perú, es indudable su participación en la formación histórica, cultural y moral”, puntualizaron tras negar que el apoyo que reciben sea discriminatorio.

“NO ES JUSTO”. Perú.21 también quiso conocer la opinión del ex candidato presidencial y pastor evangélico, Humberto Lay, quien apoyó parcialmente el planteamiento de Bayly. Señaló que no es justo que, con sus impuestos, un evangélico le pague el sueldo a un sacerdote católico. No obstante, comentó que el Estado sí debe ayudar a las instituciones que realizan obras sociales en zonas donde no hay presencia del Gobierno.

Similar fue la opinión del suspendido sacerdote y líder del Movimiento Tierra y Libertad, Marco Arana. Dijo que no deben existir privilegios económicos para ninguna Iglesia. Sin embargo, indicó que Bayly “está un poco confundido” porque no todos los miembros del clero reciben una asignación. “Yo he sido párroco 15 años y nunca recibí nada”, anotó.

IGUALDAD. De acuerdo con el constitucionalista Samuel Abad, el único camino para que se eliminen los beneficios a la Iglesia es denunciando el concordato o tratado suscrito entre el Estado peruano y el Vaticano en 1980. Asimismo, se mostró a favor de una ley que otorgue iguales derechos a todas las confesiones religiosas y no solo a la católica.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...