Iglesia Católica en pie de guerra contra adopción homoparental en Colombia

La cercanía del fallo sobre una acción de tutela interpuesta por una pareja de lesbianas, para que legalmente una de ellas pueda figurar como madre de la hija de su pareja en 2009, ha puesto a la iglesia a afirmar que un fallo favorable sería como un terremoto.

La Iglesia Católica en abierta oposición

El presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Rubén Darío Salazar, manifestó su inconformismo frente a las decisiones tomadas por la Corte Constitucional relacionadas con la ratificación de la despenalización del aborto en caso de malformación fetal, violación y riesgo de muerte de la madre, y sobre el reciente fallo que reconoció el derecho a pensión de superviviencia al sobreviviente de una pareja gay conformada en la década de los ochenta.

Según monseñor Salazar, la justicia debe proteger los bienes y derechos de las parejas conformadas por hombre y mujer. “Ciertas corrientes culturales jurídicas mordernos sostenidas por principios positivistas, racionalistas e individualistas han sustraído a la justicia a ese contexto ético”, precisó el prelado.

Por su parte el Secretario General de la Conferencia Episcopal de Colombia, Mons. Juan Vicente Córdoba, dijo que "La Corte está dando unos pasos a manera de cascada, que un paso trae el otro y (los jueces) están haciendo lo que quieren", y agregó que "la Corte de un momento a otro sacó un as debajo de la manga y por arte de magia está diciendo que cambió el concepto de familia porque le pareció a dos o tres".

Córdoba hizo gala de la argumentación amañada tradicional de “no los discriminamos, pero no deben tener derechos”, propia de las iglesias que mantienen posturas antigay y puntualizó que "Si quieren vivir juntos que vivan, que hereden su salud y derechos patrimoniales; otra cosa es que un grupo minoritario nos haga leyes para todos los colombianos". 

Tras las declaraciones de los jerarcas católicos varios activistas LGBT han manifestado se rechazo a sus ultramontanas posiciones. Uno de ellos fue Manuel Velandía, quien se encuentra asilado en España. Velandía dijo de la Iglesia Católica que “Sus posturas ultraconservadoras no sólo son anacrónicas, sino que sus líderes usan irresponsablemente su capacidad de mover la opinión pública para “crucificar” a los que no piensan como ellos. Y ello es claro en las declaraciones recientes del episcopado sobre el más reciente fallo dela Corte Constitucional que reconoce como familia a las parejas del mismo sexo.”

He aquí la entrevista realizada por Semana al secretario de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Vicente Córdoba, se opone a que las parejas del mismo sexo adopten. El defensor de derechos humanos, Rodrigo Uprimny.

La iglesia y la academia chocan sobre la adopción de la parejas gay

La cercanía del fallo sobre una acción de tutela interpuesta por una pareja de lesbianas, para que legalmente una de ellas pueda figurar como madre de la hija de su pareja en 2009, ha puesto a la iglesia a afirmar que un fallo favorable sería como un terremoto.

La Iglesia Católica en abierta oposición

El presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Rubén Darío Salazar, manifestó su inconformismo frente a las decisiones tomadas por la Corte Constitucional relacionadas con la ratificación de la despenalización del aborto en caso de malformación fetal, violación y riesgo de muerte de la madre, y sobre el reciente fallo que reconoció el derecho a pensión de superviviencia al sobreviviente de una pareja gay conformada en la década de los ochenta.

Según monseñor Salazar, la justicia debe proteger los bienes y derechos de las parejas conformadas por hombre y mujer. “Ciertas corrientes culturales jurídicas mordernos sostenidas por principios positivistas, racionalistas e individualistas han sustraído a la justicia a ese contexto ético”, precisó el prelado.

Por su parte el Secretario General de la Conferencia Episcopal de Colombia, Mons. Juan Vicente Córdoba, dijo que "La Corte está dando unos pasos a manera de cascada, que un paso trae el otro y (los jueces) están haciendo lo que quieren", y agregó que "la Corte de un momento a otro sacó un as debajo de la manga y por arte de magia está diciendo que cambió el concepto de familia porque le pareció a dos o tres".

Córdoba hizo gala de la argumentación amañada tradicional de “no los discriminamos, pero no deben tener derechos”, propia de las iglesias que mantienen posturas antigay y puntualizó que "Si quieren vivir juntos que vivan, que hereden su salud y derechos patrimoniales; otra cosa es que un grupo minoritario nos haga leyes para todos los colombianos". 

Tras las declaraciones de los jerarcas católicos varios activistas LGBT han manifestado se rechazo a sus ultramontanas posiciones. Uno de ellos fue Manuel Velandía, quien se encuentra asilado en España. Velandía dijo de la Iglesia Católica que “Sus posturas ultraconservadoras no sólo son anacrónicas, sino que sus líderes usan irresponsablemente su capacidad de mover la opinión pública para “crucificar” a los que no piensan como ellos. Y ello es claro en las declaraciones recientes del episcopado sobre el más reciente fallo dela Corte Constitucional que reconoce como familia a las parejas del mismo sexo.”

He aquí la entrevista realizada por Semana al secretario de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Vicente Córdoba, se opone a que las parejas del mismo sexo adopten. El defensor de derechos humanos, Rodrigo Uprimny.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...