Ideas para después del ‘no-pacto’

Gabilondo llevará a los distintos foros las medidas que les afectan – Las cesiones sectoriales tras el fracasado acuerdo complican la reforma

En el contexto del pacto educativo, todos los sectores (al parecer, menos el PP) estaban dispuestos a hacer concesiones para alcanzar ese gran acuerdo que diera estabilidad al sistema educativo. Pero un vez frustrado el intento, no está claro qué partidos, agentes educativos y sociales estén dispuestos a hacer esas cesiones a la hora de sacar adelante, como pretende el Ministerio de Educación, cada medida por separado. El ministro Gabilondo admitió la semana pasada que, sin el pacto, conseguir avanzar va a ser mucho más "lento y difícil".

Cayo Lara, el líder de Izquierda Unida, ha reclamado al Ministerio que, ahora que no habrá pacto, "corrija" el giro a la derecha y vuelva a planteamientos de izquierdas basados en defender la educación pública y laica "sin ningún tipo de matices". También CC OO hizo su advertencia: "Mantenemos serias objeciones respecto al papel que se asigna a la red de centros públicos". El PP no debería tener problemas con la mayoría de las propuestas, si se tienen en cuenta las palabras de su líder, Mariano Rajoy, que dijo que las propuestas son "sensatas", pero "insuficientes".

La idea del ministerio es llevar a cada foro (Parlamento, conferencia sectorial de comunidades, mesas con sindicatos y patronales, etcétera) sólo las medidas que les competen directamente. Las siguientes son algunas de las iniciativas:

– Dos vías en 4º de la ESO. A la propuesta de hacer un Bachillerato de tres años, en lugar de los dos actuales, hecha, entre otros, por el PP, el ministerio propropuso hacer el último curso de la ESO (4º) más orientador: el alumno elegirá entre una vía orientada a la FP y otra, al Bachillerato, aunque ninguna condicionará la decisión final para elegir estudios posobligatorios. Esta medida ha creado malestar tanto en sectores progresistas como dentro del propio PSOE.

– Nueva estructura del bachillerato. La idea es volver a intentar que los alumnos que suspendan tres o cuatro materias no tengan que repetir 1º entero, sino sólo las materias suspensas, avanzando algunas de 2º. Esta opción la tiró para atrás el Supremo porque no lo contemplaba la LOE.

– Agrupación de materias en ámbitos. Los centros podrían hacer estas agrupaciones, especialmente en los primeros cursos de la ESO, para reducir el número de materias y profesores distintos que tiene el alumnado.

– Vías para repetidores. Los alumnos que vayan a repetir 3º de ESO podrán elegir entre repetir con medidas de refuerzo, ir a diversificación curricular (programas con contenidos suavizados y menos profesores), o a los programas preprofesionales (PCPI). La idea es incrementar estas opciones, que hasta ahora eran programas minoritarios para alumnos que repiten por segunda vez. Además, hay que cambiar los PCPI para que, si se aprueban los módulos obligatorios, se pase directamente a FP. La extensión de la oferta le toca a las comunidades.

– Programas cofinanciados. Hay muchas medidas que requieren del acuerdo de las comunidades para su puesta en marcha y que son cofinanciados. De hecho, ya hay algunos como el Educa 3 (de extensión de la oferta de educación infantil hasta tres años) o el Escuela 2.0 (de digitalización del sistema, al que de momento no se han sumado Madrid, Valencia y Murcia). Así, de ellos depende la extensión de la oferta de FP; de los planes de refuerzo de los alumnos que van mal (PROA) a más cursos de primaria y a la concertada (posible punto, este, de fricción); de los nuevos programas para los alumnos que van mejor en los estudios o el establecimiento de contratos programa con los centros.

– Mesas sectoriales. La negociación del estatuto que fijará una carrera profesional para los docentes se retomará en la mesa sectorial de la educación pública. En la sectorial de la concertada se tratará la homologación de los sueldos de los profesores de estos colegios con los de la pública y la revisión de las subvenciones. Tendrán mucho que decir las comunidades, que son al fin y al cabo las que pagarán los acuerdos económicos que se alcancen.

– Autonomía y dirección. La autonomía de los centros mencionada en las leyes, pero que nunca se termina de llevar a cabo, se volverá a plantear a los partidos.

– Ley de Economía Sostenible. Parte de las medidas sobre la FP que contiene el pacto están en el proyecto de Ley de Economía Sostenible. Por ejemplo, el cambio que requiere que los titulados en FP de grado medio se puedan sacar el bachillerato en un programa adaptado de un solo curso o el establecimiento de convalidaciones recíprocas de asignaturas entre FP y bachillerato, aunque se haya obtenido el título.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...