ICV se queda sola en el Congreso en la defensa de la apostasía

El diputado de Iniciativa per Catalunya-Verds (ICV), Joan Herrera, propuso ayer sin éxito en el Congreso que el Gobierno facilite los trámites para la apostasía. Herrera defendió una proposición en la que se reclamaba la posibilidad de permitir "de forma rápida y con garantías causar baja de las religiones". El diputado ecosocialista pidió también que se supriman los nombres de los apóstatas del registro bautismal porque son datos personales sujetos a la ley de protección de datos.

AHORA NO TOCA
Su propuesta contó con el rechazo del resto de grupos parlamentarios. El PSOE, como es habitual ante propuestas relativas a la laicidad, argumentó que este tipo de cuestiones quedarán reguladas en la futura ley de libertad religiosa. Una ley a la que, sin embargo, el Gobierno no tiene previsto dar prioridad en este período de sesiones. El Grupo Socialista argumentó, sobre las partidas de nacimiento, que se trata de datos históricos y que, por tanto, no se pueden eliminar. Para el PP, la propuesta de Herrera es "aberrante" desde el punto de vista jurídico. CiU votó en contra porque a su juicio la apostasía debe ser regulada por la propia religión y el Gobierno debe mantenerse al margen.
El Congreso rechazó también una propuesta de IU para revisar los acuerdos entre el Estado y la Iglesia católica. El PSOE votó en contra nuevamente con el argumento de que el Ejecutivo modificará la ley de libertad religiosa para profundizar en la aconfesionalidad del Estado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...