ICV insta a conservar la UE laica frente a las «obsesiones» del PP

En una pequeña plaza de Vilafranca del Penedès, junto a un centro de atención primaria, un hotel y una instalación móvil de recogida de desperdicios, y sin ninguna iglesia que pudiera salir en la foto para eludir la etiqueta anticlerical, el eurocandidato de ICV-EUiA, Raül Romeva, expuso ayer cuál debería ser el papel de las religiones en la Unión Europea (UE). Un papel absolutamente reservado a la esfera privada, sin explicitar en público opciones religiosas de ningún tipo. Y es que Romeva ve a la derecha "obsesionada" por subrayar unas raíces cristianas de Europa que él consideró "un error".
En realidad, ni el fracasado proyecto de Constitución Europea, ni el vigente Tratado de Lisboa hacen mención alguna a esas raíces, por lo que, oficialmente, la UE es neutral en cuanto a confesiones religiosas. Sin embargo, los ecosocialistas sostienen que los partidos conservadores, entre ellos el PP, "insisten cada vez más" en definir a Europa como cristiana y construirla como un espacio de cristianos. Romeva advirtió del "retroceso en pluralidad" que esto supondría y, además, negó la mayor. "La UE no tiene raíces exclusivamente cristianas. La construcción europea se ha hecho a partir de un amplio mosaico cultural", aseguró.

MUSULMANES Y BELGAS El cabeza de lista de Iniciativa aderezó su tesis con un ejemplo cuantitativo. "En la UE ahora mismo hay más musulmanes que belgas". El dato lo recuerdan muchos eurodiputados cuando se habla de la posible adhesión de Turquía, cuestión en la que Romeva también observa reticencias de ca-
rácter religioso dentro de la derecha europea. "Hay que reprobar las reivindicaciones religiosas obsesivas de algunos partidos, porque si algo le da valor a la UE es la multiculturalidad", apostilló el candidato.
Y al hablar de reprobaciones por asuntos religiosos, Romeva señaló directamente a uno de sus rivales en las urnas el 7-J. Acusó al candidato del PP, Jaime Mayor Oreja, de "criminalizar las libertades" por secundar las opiniones del cardenal primado Antonio Cañizares sobre el aborto.

FUNDAMENTALISMOS
En concreto, tachó de "incomprensible e irresponsable" que el dirigente popular avalase que es peor la interrupción del embarazo que el abuso sexual de menores, comparación realizada por el prefecto del Vaticano al preguntársele por los abusos de niños cometidos en escuelas católicas irlandesas entre 1950 y 1980. A juicio de Romeva, estas declaraciones forman parte de un "fundamentalismo religioso", doctrina que condenó sin excluir a ninguna confesión.
Además, insistió en que el Parlamento Europeo debería reprobar las palabras del Papa sobre el uso del preservativo. Los ecosocialistas lo intentaron ya tanto en el Congreso, mediante una moción que fue rechazada, como en el Parlamento Europeo, a través de una enmienda al informe de derechos humanos. Tampoco prosperó por el rechazo de los populares, parte de los socialistas y parte de los liberales.

MÁS OBSESIONES
Pero la religión no es la única "obsesión" que citó ayer Romeva. La otra fue la polarización de la campaña electoral que, sostuvo, persiguen el PSOE y el PP. El candidato de ICV-EUiA recordó a los dos grandes partidos que Europa es "algo más que un partido de frontón". "Parece que no están consiguiendo su objetivo", concluyó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...