Ibarra prometerá su cargo sobre la Constitución, sin símbolos religiosos

El nuevo presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco reunirá en su toma de posesión a católicos y protestantes

Juan Luis Ibarra tomará posesión de su cargo como nuevo presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, el próximo 10 de mayo, con la fórmula de la promesa en lugar del juramento, como hizo su antecesor, y con la presencia de representantes de otras confesiones además de la católica, según ha podido saber este periódico.
 
El nuevo titular de la institución de justicia más importante de Euskadi prometerá su nuevo cargo sobre un ejemplar de la Constitución y no sobre la Biblia, como hizo Fernando Ruiz Piñeiro hace seis años. La decisión se sitúa en el ámbito del pluralismo civil y de la tolerancia laica y en un marco de respeto a las creencias religiosas. El compromiso primero y último, se argumenta, es hacer cumplir la Constitución dentro del ordenamiento jurídico.
 
Juan Luis Ibarra podría haber invocado la posibilidad de salvaguardar la fórmula empleada en su acceso al cargo, para que no se conozca de manera pública sus creencias personales, una cuestión que está amparada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos puesto que se trata de un factor de libertad de conciencia. Pero no es el caso: Ibarra se distanciará del juramento religioso y protagonizará una promesa laica, en línea con su biografía.
 
¿Asistirá el obispo?
Fuentes cercanas al magistrado aseguran que esta cuestión no supone ningún problema, en cuanto España no es laica, sino aconfesional, que es otra cosa, y la Constitución ampara la libertad absoluta en este ámbito, sin necesidad de establecer diferencias entre las confesiones o exhibir una de ellas por encima de otras. «Las instituciones no profesan el laicismo, se comprometen a la aconfesionalidad».
 
La biografía profesional de Ibarra hunde sus raíces en la tradición de la izquierda tranquila, apuntalada en la defensa de los derechos humanos y la denuncia de cualquier conculcación de este principio sagrado de la democracia. Uno de los impulsores de Jueces para la Democracia, formó parte del Gobierno de Felipe González en el ámbito de su arquitectura judicial. Profesor de la Universidad del País Vasco es un acérrimo defensor del pluralismo y del sistema constitucional, lo que le ha valido enconados desencuentros con las formaciones nacionalistas, si bien no tiene ninguna duda de que se trata de una ideología que forma parte del pacto constitucional de 1978.
 
Protestantes vascos
En la ceremonia de su toma de posesión como presidente del Tribunal Superior habrá una segunda novedad, ya que hasta ahora sólo se mandaba invitación para el acto al obispo de la diócesis en la que se localiza la sede judicial, y esta vez se hará también a representantes de otras confesiones. La invitación ha sido cursada al obispo auxiliar de Bilbao, actual administrador apostólico, Mario Iceta, en representación de la religión católica. En anteriores convocatorias, el obispo no ha acudido al acto de toma de posesión de la máxima autoridad judicial de la comunidad autónoma. Se da la circunstancia de que en esa jornada, el 10 de mayo, Iceta tiene comprometida su presencia en un Consejo Episcopal de larga duración.
 
En el acto del próximo 10 de mayo, además, podrían estar miembros de las religiones de «notorio arraigo» que mantienen acuerdos con el Estado y cuentan con una personalidad jurídica civil. En España hay tres comunidades con ese sello: la protestante, la judía y la islámica. La primera es la única que tiene una estructura más sólida, sobre todo en el Pais Vasco, por lo que se da por segura la presencia del presidente del Consejo Evangélico de Euskadi. «Forman parte de nuestra sociedad y de lo que se trata es de visualizar una imagen de pluralismo», destacan fuentes del alto Tribunal vasco.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...