¿Huesos sagrados o profanos?

Colonia celebra la llegada hace 850 años de los restos de los Reyes Magos El periódico Die Welt, entre otros, cuestiona la autenticidad de los restos mortales

La historia señala con precisión científica que el mayor tesoro religioso que alberga la magnífica catedral de Colonia llegó a la ciudad a bordo de una barcaza que atracó en el muelle construido en el Rin, el 23 de julio de 1164. En medio del júbilo y del repicar de las campanas, el arzobispo, Rainald von Dassel, entregó a la ciudad, "para gloria eterna de Alemania y de Colonia", los restos mortales de los tres reyes magos, que había logrado encontrar en Milán. Para celebrar el 850 aniversario del llamado Translatio, el traslado de los restos mortales de los Reyes Magos, la ciudad ha organizado una serie de festejos, exposiciones y servicios religiosos. Los motivos sobran para celebrar el nuevo aniversario, porque, sin la existencia de las osamentas, la ciudad jamás habría llegado a ser lo que es hoy.

Para resaltar la importancia de los restos, las autoridades religiosas de Colonia ordenaron la fabricación de un relicario de un metro de alto y dos de largo bañado en oro y plata y adornado con piedras preciosas, cuya construcción duró 40 años. Cuando estuvo listo, las autoridades ordenaron construir un nuevo hogar para el relicario, un edificio que debía estar a la altura del tesoro religioso. Así nació la catedral de Colonia.

Desde hace 850 años, Colonia es una ciudad que atrae a miles de peregrinos que contemplan con devoción el famoso relicario, una joya de orfebrería diseñada por al artista francés Nicolás Verdun y, este año, la ciudad se ha vestido de gala para recordar la odisea del arzobispo von Dassel y rendir homenaje al tesoro que alberga la catedral.

Pero la gran fiesta se ha visto opacada por una nueva polémica que nació desde las páginas de varios medios germanos, entre ellos el influyente periódico Die Welt, que cuestionó la historia que rodea la existencia de los restos mortales y, peor aún, la autenticidad de los huesos. "Los Reyes Magos le llevaron presentes al niño Jesús. Sus osamentas habrían sido trasladadas desde Milán hasta Colonia. Las osamentas son veneradas hasta hoy, pero ya nadie cree en su autenticidad", escribió el periódico en un reportaje de título sugerente: "El enigma sobre los tres Reyes Magos secuestrados".

La agencia DPA recurrió a la Biblia para intentar trazar un perfil de los famosos Reyes Magos e intentar demostrar que los huesos que contiene el relicario son auténticos. La investigación concluye con una observación inquietante: "Puede ser que el relicario no contenga los restos de los Reyes Magos, pero contiene una hermosa historia".

Durante siglos, la autenticidad de los restos nunca fue cuestionado y solo en el siglo XIX la curiosidad científica logró convencer a las autoridades religiosas de la catedral que consintieron abrir el relicario hace 160 años. En su interior los científicos encontraron el esqueleto de un niño de 12 años y los restos de otros dos hombres de unos 30 y 50 años. En 1979 fueron analizadas las telas que envolvían las osamentas. Los análisis revelaron que habían sido elaboradas en el siglo II o III después de Cristo pero, a pesar del descubrimiento, las autoridades de la Catedral rechazaron un análisis científico moderno de las osamentas.

La polémica en torno a la autenticidad de los restos mortales de los tres Reyes Magos, no parece interesar a las autoridades religiosas de Colonia. "La autenticidad de los restos no es una pregunta interesante, porque los peregrinos llegan a la catedral no para rezar a los Reyes Magos, sino para venerar a Jesús", dijo a este periódico el preboste de la catedral, monseñor Norbert Feldhoff.

relicario reyes magos catedral Colonia

Relicario de los tres Reyes Magos en la catedral de Colonia. / CHROMORANGE

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...