HRW denuncia el creciente uso de escuelas para fines militares en Afganistán

Las fuerzas de seguridad afganas están haciendo un uso creciente de las escuelas como bases durante sus operaciones militares en las zonas bajo control talibán, poniendo a los niños en peligro y privando a miles de ellos de educación, ha alertado este miércoles Human Rights Watch (HRW).

En su informe ‘Educación en la línea de frente: Uso militar de las escuelas en la provincia afgana de Baghlan’, la ONG documenta la ocupación y otro uso militar de escuelas por las fuerzas gubernamentales y los talibán en esta región del noreste del país en base a entrevistas a más de 20 directores de centros, profesores y administradores, así como familias afectadas.

«La educación de los niños afganos está en peligro no solo por los talibán sino por las fuerzas gubernamentales que ocupan sus escuelas», ha denunciado la investigadora sobre Afganistán de HRW, Patricia Gossman, lamentando que sean precisamente «las fuerzas cuyo mandato es protegerles» las que les estén poniendo en peligro.

HRW ha subrayado que el uso de las escuelas como base las convierte en posibles objetivos militares, lo que pone el peligro a los menores, o les priva de poder seguir su educación hasta que se encuentre otra instalación.

Desde la caída de los talibán en 2001, los donantes extranjeros han invertido fuertemente en educación, construyendo escuelas, apoyando la formación de profesores y suministrando libros de texto y otro material.

Pero ante el deterioro de la situación de seguridad en los últimos años, las escuelas se han visto crecientemente amenazadas tanto por las fuerzas insurgentes como por las fuerzas de seguridad, que las usan para sus operaciones. HRW ha documentado el uso de escuelas tanto por las fuerzas gubernamentales como por los talibán en la provincia de Baghlan.

Además, la organización ha puesto el acento en el hecho de que la presencia de soldados en las escuelas hace menos probable que los padres permitan a sus hijas acudir, lo que les priva a estas de su educación, uno de los grandes avances logrados en los últimos años en el país.

ESCUELAS, OBJETIVOS CIVILES

HRW ha recordado que en virtud de las leyes de la guerra, las escuelas son objetivos civiles que no pueden ser atacados a menos que sean usados para fines militares y ha incidido en que «el uso innecesario de escuelas por parte de fuerzas militares es contrario a la Declaración Escuelas Seguras, respaldada por Afganistán en 2015».

Dicha declaración internacional, insta a las partes en conflictos armados a «no usar escuelas y universidades en ningún caso en apoyo a los esfuerzos militares».

«Una década de logros en la reconstrucción del sistema educativo de Afganistán y la creciente educación para las niñas está en peligro mientras las escuelas sean usadas por las fuerzas militares y amenazadas con ataques», ha advertido Gossman, instando al Gobierno afgano a «sacar a sus soldados fuera de las escuelas».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...