Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Hazte Oír rompe con Abascal y le acusa de parecerse a la “derechita cobarde” del PP ante las elecciones de Castilla y León

El ‘lobby’ ultraconservador lanza una campaña contra el máximo responsable de Vox tras varias semanas de tensión y amenaza con dinamitar definitivamente las estrechas relaciones que mantenía con la formación de extrema derecha.

Ya no hay tiempo para abrazos ni palmadas en la espalda. Atrás quedan aquellas fotos de complicidad y sonrisas. Poco hay de lo que hubo. Vox ya no es el faro de la libertad de Hazte Oír, sino más bien su nuevo e inesperado enemigo: el lobby ultraconservador ha pasado nuevamente a la acción con la finalidad declarada de amargarle la campaña a Santiago Abascal en la recta final de las elecciones en Castilla y León.

La extrema derecha ya no resulta lo suficientemente extrema para el abogado Ignacio Arsuaga, presidente de Hazte Oír. El mismo Arsuaga y el mismo Hazte Oír que alguna vez condecoró a Abascal, lo invitó a sus actos y animó a la gente a votarle porque Vox era, hasta hace relativamente poco, el partido que mejor representaba los intereses del lobby más conservador de España.

¿Qué ha pasado? La gota que derramó el vaso, si acaso no se había derramado aún, hay que buscarla en Castilla y León. O mejor dicho, en su próxima cita con  las urnas. Siguiendo una tradición, Hazte Oír se dirigió por escrito a los respectivos candidatos de PP y Vox en esa comunidad para que le expusieran por escrito cuáles eran sus pensamientos en torno a algunas cosas. Según fuese la respuesta, Arsuaga recomendaría votar por uno u otro. 

Las preguntas versaban sobre asuntos tales como el aborto, la familia o el “adoctrinamiento ideológico”. De esta manera, los candidatos se veían en la obligación de comprometerse por escrito a asuntos tan dispares como no aprobar la ley autonómica de derechos de personas LGTBI ni tampoco implementar el pasaporte Covid, todo ello aderazado con una encendida defensa de los valores que impregnan cuanta campaña lanza Hazte Oír.

Ni en Castilla León ni en Madrid desconocen que el lobby ultraconservador hace ya tiempo que tiene al PP entre ceja y ceja. Los populares, que en mayo de 2013 –con Mariano Rajoy en La Moncloa– le entregaron a Hazte Oír el título de asociación de utilidad pública, dejaron de ser atractivos cuando Vox asomó en el horizonte.  

Lo que no se esperaba era una arremetida directa y brava contra Abascal. No se esperaba, pero llegó. ¿El motivo exacto? El candidato de Vox en Castilla y León, Juan García-Gallardo, emuló a su contrincante del PP, Alfonso Fernández Mañueco, e hizo de cuenta que Hazte Oír no existe. En resumidas cuentas, no respondió a su cuestionario ni para agradecerle el interés mostrado. La gota, entonces, se cayó.

“Vox, como el PP, comienza a dar señales de no querer comprometerse con los valores que dicen defender”, dice la campaña online lanzada por Hazte Oír y enfocada directamente en Abascal, a quien le urgen a que “responda al cuestionario y se comprometa por escrito con los valores que dicen defender”.

En diciembre pasado, el grupo de Arsuaga mostró su malestar ante la decisión de Vox de apoyar los Presupuestos de la Comunidad de Madrid pese a no haber conseguido derogar las leyes que garantizan los derechos de las personas LGTBI. 

“Te recuerdo que en la Comunidad de Madrid, Vox pudo haber forzado al PP a derogar o a modificar las leyes LGTBI a cambio de su apoyo a los Presupuestos. Sin embargo, cuando llegó la hora de la verdad, anunció que renunciaba a tocar las totalitarias leyes LGTBI y que apoyaría los presupuestos sin hacer valer su fuerza parlamentaria”, lamenta Hazte Oír en su campaña.

Malestar en Vox

En un texto que ha recogido ya más de 8.500 adhesiones, la asociación le recuerda a Abascal “aquello de que pelearían hasta el final por derogar las leyes ideológicas de la izquierda; lo de que ellos venían a hacer lo que la ‘derechita cobarde’ no se atrevería a hacer jamás”.

Seguido, aclara que “la misión de HazteOir.org no es apoyar a un partido político concreto, haga lo que haga. Nuestra misión es recordar a los políticos sus promesas y pedirles responsabilidades si no las cumplen… ¿No es acaso este un objetivo sano en democracia, promover la participación de los ciudadanos en la política?”, se pregunta. 

En tal sentido, el lobby se jacta de la tensión creada con esta iniciativa en el entorno del propio Abascal. “Nos ha llegado por varias vías que algunos dirigentes y asesores de Vox se enfadaron mucho por esta campaña, y están presionando a Santiago Abascal para que dé la espalda a los miles de ciudadanos que formamos parte de HazteOir.org”, asegura. De la vieja amistad queda ya muy poco. 

Total
12
Shares
Artículos relacionados
Total
12
Share