«Hay posiciones de la Iglesia en las que uno no se siente demasiado representado»

El abad de Montserrat alerta del «desencanto» de Cataluña sobre el futuro de la lengua y el país

“A veces hay posiciones de la Iglesia en las que uno no se siente demasiado representado”, ha asegurado el padre abad de Montserrat, Josep María Soler, cuyos desencuentros con la jerarquía eclesiástica han dado más de un titular. Sin embargo, el padre abad también matiza que ha habido casos en los que “el mensaje ha podido deformarse cuando ha pasado al gran público a través de los medios de comunicación”.

El abad ha acudido hoy, festividad de la Mare de Déu de Montserrat, al programa Els Matins de TV3, donde ha presentado a su monasterio como una fuente de “coraje para intentar cambiar el desencanto que hay en Cataluña” por el futuro de la lengua y del país.

Coraje y desencanto
“Montserrat ha de dar coraje para intentar cambiar el desencanto que hay en Cataluña con respecto al futuro de la lengua y el futuro del país”, aseguró el padre Soler durante la entrevista. Según el abad, Montserrat “no debe ser una voz en solitario, sino que debe ser un nuevo empuje, y hace un llamamiento a poner todos los medios posibles para resolver situaciones difíciles, como la actual situación de crisis”.

El mensaje de la Iglesia
Pero Soler también ha tenido reproches para la jerarquía eclesiástica, a la que suele criticar con frecuencia: “A veces hay posiciones de la Iglesia en las que uno no se siente demasiado representando”. Además, reconoce que “la gente sigue buscando, sigue haciéndose preguntas, cada uno a su manera y, a veces, no desde una confesión religiosa”.

Descontextualización
Sin embargo, su crítica tienen matices y también da su parte a los periodistas cuando dice que, “en ocasiones, el mensaje ha podido deformarse cuando ha pasado al gran público a través de los medios de comunicación”. Según el padre Soler: “A veces, no partimos de lo que el personaje ha dicho, con un lenguaje ponderado y con matices”.

La riqueza de temas de Ratzinger
El ejemplo de estos cambios de contexto, según el abad, son las declaraciones de Ratzinger sobre los preservativos: “El Papa, que es un intelectual, precisa mucho las cosas, y después, al resumir, se puede sacar una frase del contexto. No ha salido [en los medios] toda la riqueza de temas que el Papa afrontó desde un punto de vista social, de derechos humanos… Esto ha quedado poco reflejado, en segundo término”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...