«Hay desviaciones de la fe», reprocha Arquidiócesis de Oaxaca

El arzobispo de la diócesis de Oaxaca, José Luis Chávez, aseguró que la iglesia no avalará la canonización de ideas respecto a imágenes creadas como la Santa Muerte.

La Arquidiócesis de Oaxaca reclamó desviaciones a la fe y recriminó que a los santuarios religiosos como el de la Virgen de Juquila haya feligreses que busquen bendecir sus esfinges de la Santa Muerte, durante este 1 y 2 de noviembre.

La iglesia también, reprochó la adoración de la llamada Virgen de las Barricadas y del Santo niño APPO, -figuras religiosas que ha utilizado el magisterio y los simpatizantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) en sus manifestaciones y ritos callejeros celebrados durante los festejos de “Todos Santos”.

En la opinión del arzobispo de la diócesis de Oaxaca, José Luis Chávez Botello, la iglesia no consentirá, ni avalará jamás la canonización de ideas, mucho menos de mitos, generados por grupos que desconocen el Evangelio y el valor de la devoción católica.

"Hay desviaciones de la fe, errores que no vamos aceptar, porque su propagación y adoración está contradiciendo el modelo medular de Cristo, Cristo es de todos, los santos son modelos de todos. Estas imágenes, han sido creadas con malas intenciones, para dividir al pueblo".

Chávez Botello dijo que para la iglesia los santos y las vírgenes tienen un fin común, son ante todo modelos de fe, que hablan de una devoción auténtica y responsable en la vida y la sociedad, "nos lleva a levantar la humanidad".

Explicó que en Oaxaca hay una gran feligresía en torno a las vírgenes, la del Rosario, de Juquila, de la Merced, de la Soledad, que han servido al pueblo de intercesoras, como mitigadoras de dolores y ganas de seguir en el camino de vida. "Reflejan unidad, fortaleza, sacrificio, sin dolor, ni lucro".

El prelado reconoció que tras la crisis social y política de Oaxaca, la sociedad se descompuso, se dañó. Ante ello, urgió a que sacerdotes se esfuercen para fortalecer la labor de la catequices y la oración.

"El pueblo está perdido de fe y la iglesia tiene mucho que ver", anunciando el inicio de una gran labor pastoral pueblo por pueblo para saldar los vacíos y atender los rezagos que existen en la debilidad en la formación del espíritu.

"El pueblo tiene hambre de fe, hay que ayudarlo a recuperarla, volviendo a atender sus causas".

Sin embargo, la tolerancia de la iglesia se termina cuando esfinges de la Santa Muerte son llevadas a sus santuarios para ser bendecidas.

El padre José Guadalupe Barragán, vocero de la Arquidiócesis, dijo que “aquí, ante estos actos no hay vuelta de hoja, quien sea descubierto haciendo estos está excomulgado”.

Archivos de imagen relacionados

  • obispo oaxaca
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...