¿Hasta cuándo va a marcar la Iglesia el devenir del pueblo?

La verdad que es triste observar como la Iglesia continúa marcando no solo la política sino el propio bienestar social y humano del pueblo.

Apoyado en un discurso falso y en unas creencias que imponen a la fuerza mediante el adoctrinamiento de cientos de miles de catequistas que en forma de maestros impone en los centros públicos de nuestro país. Es tan marcando el devenir de un pueblo que cree en la libertad, en sus creencias no impuestas a base del miedo y el adoctrinamiento falso y lleno de odio para generar división y enfrentamiento y que utiliza a su dios como arma beligerante para la sumisión y la desunión. Y lo peor es que algunos políticos, no solo los creen sino que los defienden y postulan como el único camino a seguir.

Desgraciadamente, cuando cualquier iglesia quiere marcar el devenir del bienestar, de la libertad y no permite las opiniones contrarias y que para postre goza de privilegios que los demás no tenemos, la libertad de un pueblo se socava y entra en la barrena de la discordia y del conservadurismo más cruel e hipnotazador del pensamiento humano. Solo este tiene el derecho a decidir y nadie y menos la Iglesia a marcar su devenir.

Ximo Estal

__________

*Los artículos de opinión expresan la de su autor, sin que la publicación suponga que el Observatorio del Laicismo o Europa Laica compartan todo lo expresado en el mismo. Europa Laica expresa sus opiniones a través de sus comunicados.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...