Hamás y Al Qaida declaran la guerra al Estado secular árabe

Presión radical para que los nuevos regímenes de Egipto, Túnez y Libia impongan la Sharía

La posibilidad de que Egipto elija este domingo al primer presidente islamista de su historia, después del éxito de esa tendencia en Túnez, está dando alas a los dirigentes más radicales del mundo árabe para predicar la oportunidad “histórica” de imponer regímenes fundamentalistas en países hasta hoy celosos de su modelo secular.

El nuevo enemigo de Al Qaida y de grupos en el poder como Hamás es el “laicismo”, la separación de religión y Estado, herética para la visión radical del islam.

En su último mensaje, el sucesor de Bin Laden al frente de Al Qaida, el médico egipcio Ayman al Zawahiri, condenó en términos enérgicos la decisión del partido islamista moderado de Túnez, Al Nahda, de no utilizar la Sharía, la ley islámica, como única fuente de legislación en la nueva Constitución. Los vencedores de las últimas elecciones tunecinas justifican su moderación en la necesidad de establecer un consenso con gran parte de la sociedad tunecina, que apoya partidos seculares.

"¿Habéis escuchado que algún hospital diga que no tiene nada que ver con el tratamiento de enfermos, o a un partido comunista que anuncie que no insta al comunismo, o a una agrupación democrática o laica que anuncie que no quiere aplicar sus principios? No, no lo habéis visto", sentenció el líder de la red terrorista tras hacerse la pregunta retórica.

Vuelta a las trincheras

En la Franja de Gaza, el ministro del Interior del gobierno islamista de Hamás, Fathi Hammad, afirmó ayer -en un discurso a las fuerzas de seguridad- que ese territorio palestino mantendrá la aplicación estricta de la Sharía, y que “no habrá paz con el secularismo”. “La única paz es primero con Dios, luego con la yihad –dijo, sin especificar si hacía referencia a la lucha espiritual o a la lucha armada-, luego con la resistencia, y luego con la gente y los mártires”.

Si en Egipto vence este domingo el candidato de los Hermanos Musulmanes, Mursi, subirá la presión en el Parlamento de El Cairo para elaborar una Constitución basada en la Sharía, pese a que casi la mitad del país ha votado por candidatos seculares y un diez por ciento de la población egipcia es cristiana.

En Libia, las autoridades provisionales en el poder han dado a entender que la Sharía será “fuente de legislación” en la futura Carta Magna. Las manifestaciones de salafistas en Trípoli mantienen, periódicamente, la presión a favor de un modelo integrista.

Captura del vídeo del líder de Al Qaida, en el que urge a los tunecinos a rechazar el laicismo (AFP)

Archivos de imagen relacionados

  • AlQaida contra estado laico
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...