Hamás condena a un año y medio de cárcel a humorista por ofensas al islam

Un tribunal militar de Hamás en Gaza ha condenado a un año y medio de cárcel a un humorista palestino por “conducta inapropiada” y por “insultar los sentimientos religiosos” del islam con un vídeo en el que se reía del Estado Islámico (EI) y que circuló ampliamente en Youtube y redes sociales, confirmó hoy la Policía de la franja.

El humorista, Sayed al Mashwaji, de la localidad sureña de Rafah, fronteriza con Egipto, fue condenado este sábado a seis meses de prisión por oponerse a las políticas cívicas, seis meses más por insultar los sentimientos religiosos y otros seis por comportamiento indebido, especificó el digital Paltimes.

El vídeo le muestra junto a tres jóvenes, dos de ellos con cuchillos, en el que recrean de forma humorística una ejecución bajo el argumento de que el acusado ha violado las reglas del islam.

Al Mashwaji aparece recitando primeramente un verso del Corán, continúa con una declaración satírica: “La cabeza de este hombre será cortada porque diez años antes le robó una bolsa de pistachos a una anciana, y también hace cuatro años nadó en el mar mientras vestía unos pantalones vaqueros cortos que contradecían el islam porque estaban cinco centímetros por encima de sus rodillas”.

El vídeo, en el que el condenado simula cortar la cabeza a un joven agachado de rodillas debajo suyo fue criticado por religiosos e islamistas, que alegaron que se burlaba de los preceptos islámicos.

El movimiento islamista Hamás no pertenece a la corriente yihadista que integra Estado Islámico. Esta organización palestina, considerada terrorista por la Unión Europea, Estados Unidos e Israel entre otros, forma parte de la red mundial de los Hermanos Musulmanes, que tienen su origen en Egipto.

Durante los últimos años, la Justicia gazatí, en manos del movimiento islamista, que controla la franja desde que tomó el poder por la fuerza en 2007, ha emitido polémicas sentencias, entre ellas penas de muerte de supuestos colaboracionistas con Israel, que se han ejecutado pese a no contar con la ratificación del presidente, Mahmud Abás, como exige la ley.

Hamás también ha sido denunciada reiteradamente por no respetar la libertad de expresión.

Según el Centro Palestino para el Desarrollo y las Libertades de los Medios, sus autoridades fueron responsables durante 2018 de 37 ataques contra la libertad de prensa. También dificulta, especialmente en los últimos años, la entrada de periodistas extranjeros en la franja con la exigencia de permisos cuyos requisitos cambian constantemente y cuyo proceso de emisión se prolonga en el tiempo a menudo más de lo necesario.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...