Hamadi Jebali: «No somos un partido religioso»

El futuro primer ministro de Túnez asegura que las conquistas de la mujer están garantizadas tras la victoria de los islamistas

Abierto, moderno y moderado. Este es el Islam que dice representar Ennahda (El Renacimiento), partido vencedor en las recientes elecciones de Túnez. El futuro primer ministro asegura que no cambiará el actual estatuto de la mujer, uno de los más avanzados del mundo árabe. Escucha la entrevista íntegra en 'Hora 25 fin de semana'

Hamadi Jebali, de 63 años, es el Secretario General de Ennahda, el movimiento islamista que, a falta de resultados definitivos, se ha hecho con una contundente victoria (40%) en las primeras elecciones democráticas celebradas en Túnez, país en el que se desató la ola de revueltas que ha sacudido el mundo árabe este año. Jebali será el primer ministro en un gobierno en el que los islamistas buscan el apoyo de otras fuerzas de centro y de izquierda (Ettakatol y CPR). El discurso de Ennahda busca tranquilizar los temores desatados por su victoria. Jebali asegura en conversación con la Cadena SER que las conquistas de la mujer "están garantizadas con Ennahda más que con otros partidos". "No vamos a cambiar nada" afirma, "y si cambiamos algo, será para mejor". En Túnez existen desde hace décadas el divorcio y el derecho al aborto, la poligamia está prohibida y el velo no es tan común como en otros países árabes, especialmente en las ciudades.

Sin embargo algunos sectores progresistas y parte de la prensa están preocupados. Tras las elecciones ha habido varios casos de agresiones y hostigamientos a mujeres por no llevar el velo. Ennahda no ha condenado estos actos. "Hace falta", escribe el diario La Prensa, "que Ennahda se pronuncie claramente sobre estas prácticas ilegales. Si no, habrá que decir adiós a la paz civil".

Pregunta: ¿Cómo se conjuga la promesa de su partido de construir la democracia más moderna del mundo árabe con el hecho de que Ennahda, el renacimiento, haga de la religión una bandera?

Respuesta: Lo primero déjeme que la corrija: no hacemos de la religión una bandera. La religión es un valor común. No podemos decir que Ennahda sea portavoz del Islam, ni que lo represente. Somos un partido civil, democrático, no somos un partido religioso. La religión es un patrimonio de toda la nación. Nosotros no tenemos iglesia (con todos mis respetos por la iglesia). No hay iglesia en el Islam, no hay portavoces… Todo el mundo aquí comparte los valores del Islam. Así que ningún partido acapara en nombre del Islam la religión. Eso incluso está prohibido desde el punto de vista religioso. Somos un partido civil, político, que tiene referencias islámicas, inspiración islámica, y vemos nuestra civilización como algo abierto, moderno y moderado. Es lo que llamamos un movimiento de tendencia islamista.

P. ¿Recortará Ennahda los derechos de la mujer tunecina?

R. En Ennahda no tenemos ningún problema con la mujer. Le agradezco mucho que se ocupe de la mujer tunecina, es muy amable. Pero esté segura de que nosotros nos ocupamos mucho más que usted, y que no tenemos ningún problema que se llame mujer ni en nuestro partido ni en nuestro país. La mujer forma parte de nuestra sociedad, no vamos a cambiar nada y si cambiamos algo será para mejor.

P. ¿Qué pasará con el aborto y el divorcio, actualmente legalizados?

R.-El aborto está regulado por la ley, como en su país, quizá mejor. El divorcio es un asunto personal, regido por la ley. No vamos a cambiar nada de estos problemas. Las conquistas de la mujer están garantizadas con Ennahda más que con otros partidos. Sus derechos políticos, sociales, económicos, culturales, etc. Así que esté usted segura, esté tranquila por las mujeres de Túnez, que van a estar muy bien con Ennahda.

P. ¿No están ustedes cansados de dar explicaciones a Occidente, de tratar de calmar los temores que despierta su victoria en las elecciones de Túnez?

R.-No queremos calmar a occidente. Calmar es como dar un medicamento. Lo que vamos a hacer es exponer la verdad y pedir a nuestros amigos europeos que nos comprendan y que no tengan prejuicios sobre nuestra experiencia democrática. El pueblo tunecino tiene derecho a recibir un elogio de su parte por esta magnífica operación democrática. Los tunecinos se sienten ofendidos porque nos dicen: "bueno, ya veremos qué vais a hacer, no habéis elegido bien, no estáis todavía maduros, os aconsejamos esto o lo otro…" Esto se recibe mal aquí, y esté segura de que el pueblo tunecino va a rechazar estos comentarios. El pueblo tunecino quiere respeto, hemos llevado a cabo una estupenda operación democrática, el pueblo ha dicho lo que tenía que decir y hay que respetarlo.

P. ¿Y el turismo? El 12% de los empleos están relacionados con este sector. ¿Se podrá beber alcohol como ocurre ahora? ¿Las mujeres podrán seguir yendo en bikini a la playa?

R. Ustedes podrán ir en bikini a la playa o a donde quieran, y también las mujeres tunecinas llevarán bikini, no sólo las turistas.

Archivos de imagen relacionados

  • Hamadi-Jebali Tunez
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...