Hacia un municipalismo laico en el Camp de Morvedre (Valencia)

El 26 de mayo estamos llamados a votar a las eleccciones municipales en nuestro municipio y en el resto de los pueblos de nuestra comarca del Camp de Morvedre. Todo un momento electoral que nos debe llevar a reflexionar nuestro voto y a depositarlo con racionalidad y sensatez y para ello es necesario tambien tener en cuenta , esta pequeña reflexión sobre el laicismo y como deberiamos caminar, pese a lo que pese, pués estamos en el siglo XXI hacia un municipio laico.

Desde Morvedre Laico, tenemos claro, que la laicidad en nuestro municipio es un principio de convivencia democrática que garantiza el derecho a la Libertad de Conciencia, a la Libertad de Pensamiento, Expresión, Opinión e Información, así como la Igualdad de derechos ante la Ley, sin que quepa discriminación ni privilegios por razón de conciencia.

El laicismo exige de las administraciones públicas, en todos los niveles del Estado,y como no también en todos los municipios de nuestra comarca, respetar la Separación entre el ámbito de lo público y el ámbito de lo privado, entre las Iglesias y el Estado, a la vez que exige la estricta Neutralidad de trato del Estado respecto a cualquier creencia o convicción de carácter particular, administrando valores universales válidos para el conjunto y no solo para una parte.

La situación actual en nuestro país muestra claros incumplimientos y carencias en la legislación, normas y comportamientos por parte de las instituciones, funcionarios y cargos públicos respecto al mandato constitucional del Artículo 16 CE “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”, siendo necesario acometer cambios reales en favor de la laicidad para tener una democracia plena.

Resolver estos incumplimientos depende en mucho del contenido de la legislación existente a nivel general, si bien también a nivel autonómico y municipal existe un importante y amplio margen de actuación dentro de su propio marco competencial, para alcanzar dicho objetivo, más aun cuando llevarlo a cabo solo depende en muchos casos de la voluntad política. Por ello con nuestro voto podemos exigir que los partidos cumplan y caminen dentro del siglo XXI y por consiguiente hacia un estado laico verdadero y sin impidimentos legales que lo impidan.

Por eso, desde Morvedre Laico, queremos facilitar unos mínimos, en el marco de las competencias municipales, para que nuestros ayuntamientos caminen hacia un verdadero laicismo y por consiguiente al cumplimiento de la legislación vigente, respetando las creencias de cada ser humano. Estos mínimos serían los siguientes:

1.- La provisión de los Servicios Sociales, sea de asistencia social o de cualquier naturaleza, será realizada de forma prioritaria bajo la titularidad pública y gestión directa y por consiguiente las subvenciones públicas a entidades privadas , de caracter lucrativo, que atiendan Servicios de Asistencia Social tendrán limitada por la ley la cantidad máxima de subvención finalista a recibir, que será evaluada en relación con su presupuesto.

2.- Desarrollo de un Reglamento de Laicidad Municipal para común conocimiento y cumplimiento por parte de la institución y los cargos públicos, como ya lo han hecho algunos municipios en España.

3.- Elaboración de un listado público detallado de todas las propiedades pertenecientes a la Corporación católica y a otras confesiones, que estén exentas del pago del IBI, tanto de lugares de culto, como otros bienes rústicos o urbanos de todo tipo o asociados a actividades mercantiles, enseñanza, sanitarias o asistenciales, con indicación del importe anual exento.

4.- Los actos o conmemoraciones religiosas promovidas por las distintas confesiones no tendran consideración de oficiales, no se organizarán, promoverán, subvencionarán ni se incorporarán como parte de la programación propia.

5.- No se concederá financiación directa o indirecta a ninguna confesión o institución religiosa para su aplicación en bienes de uso privativo o para la realización de sus propias actividades de caracter religioso.

6.- No se donará ni cederá suelo público o inmuebles para la construcción de edificios, monumentos o para el uso privativo o actividades de las confesiones religiosas; tampoco para centros docentes de su titularidad.

7.- Los cementerios y tanatorios serán de caracter civil y público, sin denominación. Simbología ni actividad oficial alguna de tipo religioso o ideólogica de cualquier otra naturaleza, a excepción de la que los familiares de la persona difunta quieran utilizar en el transcurso de la ceremonia y la que deseen exhibir en la sepultura.

8.- Disposición de salas adecuadas, dentro del cementerio, de caracter neutro para que los familiares,sin exclusión alguna por razón de religión o convicciones, puedan celebrar las ceremonias que estimen oportuno.

Se podrían poner algunas más pero estas pueden ser propuestas para el inicio del diálogo y que todos los partidos en unión lleguen a acuerdos para caminar, en este siglo XXI a un municipio laico. Por ello, reflexionemos nuestro voto y votemos a aquellos partidos que faciliten esta convivencia y esta busqueda de la libertad y como no de defensa de la democracia y anulación de todo aquello que signifique adoctrinamiento confesional.

Ximo Estal Lizondo
Miembro de Morvedre Laico, Valencia Laica y Europa Laica

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...