«Ha llegado el momento de negociar el Concordato»

COMENTARIO: El Concordato y los Acuerdos deben derogarse, no hay nada que negociar desde una perspectiva aconfencional y laica. La separación de las religiones y el Estado implica la desaparición de todo privilegio. En cuanto al momento, tampoco había que haber esperado tanto. Los años 80 fueron la gran oportunidad perdida por el PSOE, que muchos de sus propios militantes llegan a reconocer hoy.


El historiador Ángel Luis López Villaverde, profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha y autor de El poder de la Iglesia en la España contemporánea (Ediciones La Catarata), opina que «hay una gran falta de transparencia en los asuntos que conciernen a la Iglesia en el ámbito económico, de manera que ni los propios parlamentarios lo tienen fácil a la hora de regularlos». Los medios de comunicación, continuó ayer durante la presentación de su libro en la Biblioteca de Castilla-La Mancha, están acostumbrados a un baile de cifras entre las asociaciones laicistas, que aseguran que la Iglesia recibe del Estado entre 7.000 y 11.000 millones de euros al año, y la propia Iglesia, que sostiene que no sólo ahorra a las arcas públicas esa misma cantidad, sino todavía más. «En realidad, ni unos ni otros exponen con claridad de dónde proceden esas cifras. Lo que sí queda claro es que la Iglesia posee un verdadero blindaje fiscal que, junto con otros privilegios, impide que la sociedad española alcance un equilibrio básico: que el Estado, por mucho que la religión siga manteniendo su dimensión pública, pueda ser laico».

El poder de la Iglesia en la España contemporánea, cuyo punto de partida fue un encargo de Ediciones La Catarata, es un ensayo fundamentado aunque divulgativo, escrito de forma asequible pero sin renunciar a plantear debates de gran complejidad, como por ejemplo los acuerdos con la Santa Sede. «Si tuviéramos un Gobierno hábil e inteligente habría llegado la hora, aprovechando la llegada del nuevo papa y la renovación de ideas en el Vaticano, de negociar el concordato. Yo no soy jurista, pero hay especialistas que consideran los términos en los que está redactado no solo desfasados, sino verdaderamente preconstitucionales».

Ángel Luis López Villaverde, quien cree que alcanzar una España laica sería «la culminación de un Estado democrático que, hoy por hoy, tiene muchas carencias», sostiene que polémicas como la injerencia de la Conferencia Episcopal en las actuaciones de determinados ministros, o la inmatriculación de propiedades que sitúa a los obispos a la altura de auténticos notarios, son prueba de que la Iglesia sigue disfrutando de una serie de privilegios que ningún gobierno ha regulado desde la llegada de la Democracia. «En el caso de las inmatriculaciones, yo lo considero una ‘desamortización al revés’, un proceso de reapropiación de bienes que hunde sus raíces en el franquismo, cuando la Iglesia contaba con una legislación hipotecaria que le dio muchas ventajas».

Entre ellas están también, según aparece recogido en el subtítulo del libro, las llaves de las almas y de las aulas. «De las almas han perdido el monopolio, sobre todo si tenemos en cuenta la brecha generacional a la que apuntan diversos estudios sociológicos. Dispusieron de la llave de las arcas hasta el siglo XIX y después se hicieron con la llave de las aulas, cuyo control le interesa a la Iglesia porque en buena medida de ello depende su futuro».

Presentación libro Poder de la iglesia en España

Archivos de imagen relacionados

  • presentación Poder de la iglesia en España
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...