Guanyar avisa a sus socios: ‘Ir a procesiones es inconstitucional’

Dice que la presencia de cargos públicos en estos actos ‘vulnera el Estado aconfesional’

Compromís por su parte es partidario de ‘regularlo’ a través de un decreto

Puçol o Meliana ya han prohibido acudir a actos religiosos como concejal

Guanyar Alacant, uno de los tres partidos que forman parte del Gobierno local de Alicante (junto a PSOE y Compromís), considera que el Ayuntamiento no debe regular la presencia de concejales en las festividades y actos religioso porque «la presencia institucional de políticos en estos actos ya vulnera la Constitución de 1978». Guanyar recuerda que, según la Carta Magna, el Estado español es «aconfesional», por lo que la presencia de las administraciones «debería ser totalmente neutral». Esto, en su opinión, implica no poder participar en actos religiosos en calidad de cargo público.

El debate viene a cuento porque otros municipios de la Comunidad Valenciana han adoptado medidas que modulan -o directamente vetan- la presencia de sus políticos en este tipo de celebraciones, con la diferencia de que el Gobierno está en manos de Compromís. Así ha sucedido, por ejemplo, en Puçol o Meliana, donde los regidores que forman parte del Gobierno municipal tienen prohibido acudir a los oficios religiosos en calidad de cargo público.

En otros lugares han incidido en la aconfesionalidad de las administraciones de manera más suave. Así, el concejal de Fiestas de Valencia, Pere Fuset, ya ha manifestado su intención de no ir a ninguna de las festividades de carácter religioso de la ciudad, pese a que es presidente de la Junta Central Vicentina (JCV), que organiza los actos en honor al patrón de la capital del Turia. Aún así, Fuset reconoció en rueda de prensa el «valor patrimonial» que tenían las festividades religiosas.

En el Ayuntamiento de Alicante el portavoz de Compromís, Natxo Bellido, se mostró partidario de regular la presencia de políticos en este tipo de actos «a través de un decreto». Bellido indicó que los socios del tripartito no habían «hablado del tema», pero aseguró que, como grupo, su opinión es que debería establecerse un código de regulación. Guanyar Alacant insistió en que «no hace falta» porque «vale con la Constitución».

La presencia de políticos en actos religiosos ha sido tradicionalmente muy nutrida en Alicante. Tampoco más que en otras ciudades del entorno, pero sí con una especial significación en actos centrales de la Semana Santa. Un buen ejemplo es la procesión de Santa Cruz, donde se dejan ver la mayor parte de los políticos de la ciudad.

La foto que ilustra este artículo, por ejemplo, se hizo en 2014, cuando todavía no se sabía que Asunción Sánchez Zaplana (entonces consellera de Bienestar Social) iba a ser candidata a la Alcaldía de Alicante. Junto a ella aparece el hoy primer edil Gabriel Echávarri(PSOE). Ambos acudieron también a la procesión el pasado mes de abril. En el caso de Santa Faz, los socialistas han organizado una «marcha cívica» alternativa a la religiosa. La duda está si el año que viene el Gabriel Echávarri romperá esta tradición y acudirá con la comitiva oficial.

Gabriel Echávarri, junto a la hoy líder de la oposición, Asunción Sánzhez Zaplana. P. RUBIO

Gabriel Echávarri, junto a la hoy líder de la oposición, Asunción Sánzhez Zaplana. P. RUBIO

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...