Grupos laicos de Valencia critican el «derroche» ante la visita del Papa

"Valencia tiene que lucir espléndida. Engalanemos con banderas nuestros balcones", pidió ayer en un bando la alcaldesa Rita Barberá, del PP. Los peregrinos van llegando con cuentagotas para arropar al Papa dentro de seis días, pero no todo serán parabienes. La plataforma Laicitat en acció recogió ayer firmas contra "el derroche de recursos públicos". "El Estado no puede estar al servicio de ninguna religión", proclamó.

Saliendo de la indignación. Por la libertad y la laicidad. Este fue el lema de la concentración que reunió en el centro de Valencia a las personas contrarias "al derroche de recursos públicos" que, a su juicio, se está produciendo con motivo de la visita del Papa. "El Estado es laico y no puede estar al servicio de ninguna religión, ni mucho menos puede malgastar los recursos públicos en una operación mediática y política del PP", señaló Antoni Infante, miembro de la plataforma organizadora Laicitat en acció, en alusión a la Generalitat, el Ayuntamiento y la Diputación de Valencia

Unas 500 firmas respaldan esas quejas, que se han traducido en sendos escritos a la Sindicatura de Cuentas y al Síndic de Greuges (el defensor del pueblo valenciano) para que fiscalicen los gastos y la actuación de la Administración autonómica y local. La Generalitat se ha negado a cuantificar el coste de los preparativos de la visita y remite a fechas posteriores.

La recogida de firmas, convocada por Esquerra Unida y Ecologistas en Acción, entre otros colectivos, se une a otras protestas ciudadanas contra lo que se considera un "abuso de poder" que ha obligado, por ejemplo, a cerrar un transitado puente dos meses antes para preparar la llegada de Benedicto XVI. Estas protestas se visualizan también en la exhibición en los balcones de pancartas con la leyenda Jo no t'espere (Yo no te espero), en referencia al Papa, si bien son menos numerosas que las banderas amarillo y blanco del Vaticano, que adornan buena parte de las fachadas. Estos mismos colores lucen las flores plantadas por el Ayuntamiento en toda la ciudad.

"Nunca en la historia"

La alcaldesa Rita Barberá, del PP, publicó ayer un bando llamando a apoyar la visita del Papa. "Valencia tiene que lucir espléndida. Engalanemos con banderas nuestros balcones", pide a los vecinos.

También los obispos intensificaron sus llamadas en numerosas cartas pastorales, pidiendo a sus fieles que muestren "al mundo por qué creen en la familia". Los prelados aseguran que en España "hay fuerzas empeñadas en desfigurar la realidad misma del matrimonio". Lo expresaron en su mensaje sobre este V Encuentro Mundial, aprobado en la Asamblea Plenaria del pasado mes de marzo, y ayer lo reiteró el arzobispo anfitrión del encuentro, Agustín García-Gasco, que acusó al laicismo de querer "hacer suyo el concepto de familia y de introducir una confusión insuperable con respecto a los valores que sustentan la vida de la inmensa mayoría de las familias".

García-Gasco responsabilizó al Estado "de apoyar esta desestructuración con el pretexto de acoger la diversidad familiar y sus derechos", en referencia a la legalización del matrimonio entre homosexuales. "Nunca en la historia se ha dado algo como lo que ha ocurrido entre nosotros", dijo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...