Grupos antiabortistas emulan al 15-M y se instalan en la Puerta del Sol: Acampados por la vida

‘Indignados’ por la Ley del aborto que cumple un año y el debate por la muerte digna

Siguiendo la dinámica de acampar en Sol, otro movimiento protesta pasando la noche en la céntrica plaza de Madrid. Ocho jóvenes por la noche y una veintena de personas el resto del día se manifiestan en favor del derecho a la vida, "indignados" por la Ley del aborto, que cumple un año, y por el debate sobre la muerte digna.

“Tras la convocatoria del domingo en Neptuno los más jóvenes decidieron pasar la noche en el kilómetro cero” explica a ADN Javier Zúñiga, uno de los más de 2.000 firmantes del Manifiesto contra la ley que los acampados exhiben en su caseta de Sol.

Entre las propuestas que no coartan derechos estaría apoyar una política social que ayude a las mujeres embarazadas sin recursos suficientes, que con esas prestaciones "podrían hacer frente a una nueva responsabilidad evitando el aborto". O un plan nacional más eficaz para la adopción.

Un debate a medias 

A las ocho de la tarde comenzó una asamblea-debate en la que los participantes podían proponer ideas para que después los miembros de la asociación las debatieran a puertas cerradas. Algunos decidieron abandonar la reunión tras quejarse por este funcionamiento. A la asamblea también se acercaron algunos miembros del movimiento 15-M, "un poco por curiosidad y también para escuchar". Y aunque los intercambios de opinión subieron de tono en más de una ocasión, no se registraron escenas de violencia. Sí algunos indignados se mostraron ofendidos porque los antiabortistas "invadieran" un espacio para "aprovecharse de su eco mediático". La asamblea terminó al grito de "Viva España".

Las propuestas de los pro vida

Zúñiga, profesor universitario, comentaba que entre los 110.000 abortos legales del último año muchos casos son de mujeres inmigrantes que ya tienen algún hijo y que no tienen una situación favorable para mantener otro más. Según la plataforma Derecho a Vivir, “con unos 500 euros mensuales se podría ayudar a una madre a mantener a su hijo”.

Otro caso que esgrimen es el de las jóvenes que no quieren dejar sus estudios y su vida sin preocupaciones a lo que explica que “es muy difícil hacer entender a una niña de 18 años que se queda embarazada que ese grano de pus, que se puede quitar, sea una vida”. “No se puede solucionar una metedura de pata con un asesinato”, explican a quien se acerca al puesto de infirmación. A cambio, proponen a las familias "enseñar a ser responsables y a asumir los errores".

Entre sus quejas también aparecen que se pueda abortar manteniendo en secreto la identidad en las clínicas en las que “entran chicas cada 15 minutos y abortan por unos 900 euros, pero que sacarán el dinero que ellos crean que están dispuestos a pagar”.

Y es que “el negocio del aborto declarado es de 50 millones de euros al año, y mueve mucho dinero negro” explicaba Ignacio Arsuaga, presidente de la plataforma Hazte oir. Claro que “si se prohíbe se seguirá haciendo de forma ilegal” comenta Zúñiga. Así, ¿se empeorarán las condiciones y se creará una economía sumergida?

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...