Gratuidad libros de texto y material de religión

Con la implantación del cheque escolar en el curso 2005/06 en Andalucía, la Consejería ha encontrado un nuevo instrumento de discriminación por mótivos religios. El libro de Religión (católica) ha sido incluido en el Cheque de muchos colegios, ,mientras quedaban fuera del cheque libros de materias obligatorias.
 

A raiz de diversas comunicaciones recibidas por Granada Laica, remitimos un escrito a la Consejera de Educación, Dª Cándida Martínez. Cartas similares se enviaron a la Delegada de Educación de Granada, y al Presidente de la CODAPA (Confederación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos).

La Consejería nos contestó al cabo de 2 meses, a través de la Directora de Participación y Solidaridad, escrito que a su vez contestamos.

A continuación reproducimos la relación epistolar mantenida con la Consejería


Consejera de Educación
JUNTA DE ANDALUCIA
Granada a 2 de diciembre de 2005

Exma Sra. Consejera de Educación de la Junta de Andalucía:

El abajo firmante, coordinador de la Asociación Granada Laica, se dirige a V.I. para comunicarle que, según informaciones recibidas en nuestra Asociación, en numerosos centros públicos de educación no universitaria, y en todos los centros concertados de los que tenemos noticia, se ha incluido el texto de la asignatura de Religión dentro del Cheque-Libro.

Consideramos que esta práctica contraviene la Orden de 27 de abril de 2005 que regula el Programa de Gratuidad de los Libros de Texto, que en su Artículo 6.1 establece que: “…los centros docentes ,… elegirán … los libros de texto que consideren más adecuados para cada uno de los cursos de enseñanza obligatoria”. Es evidente que, siendo la Religión una asignatura optativa no se debe incluir en el cheque-libro del curso.  

La inclusión de los textos religiosos en el Cheque-Libro esta dando lugar a situaciones tales como que:

  1. El Cheque-Libro es distinto para alumnos/as del mismo curso.
  2. Han quedado fuera del Cheque-Libro textos de materias obligatorias, pero sí se ha incluido el de religión que es optativa.
  3. El Cheque-Libro ha sido menor para el alumnado que no recibe enseñanza religiosa.

Estas prácticas, contrarias a la laicidad del Estado, atentan contra la libertad de conciencia y religiosa, discriminando al alumnado en función de sus creencias o convicciones, y añaden a esta discriminación religiosa, la económica.

Considerando todo lo anterior, solicitamos:

  1. Que se traslade esta grave incidencia a la Comisión de Seguimiento de la Implantación del Programa de Gratuidad de Libros de Texto.
  2. Que se den directrices a los Centros para que en años sucesivos no se incluya en el Cheque-Libro material de asignaturas optativas, y menos aún si éstas materias promocionan ideologías o creencias particulares del alumnado o sus tutores.
  3. Que se investiguen todos los casos en los que el Cheque-Libro ha sido de diferente cuantía para alumnos/as del mismo curso y se arbitren medidas para corregir esta discriminación.
  4. Que revierta a la Administración educativa el dinero empleado en la compra de material educativo religioso o bien se compense en el siguiente curso académico.

Sin otro particular, y en la confianza de que nuestra solicitud será atendida,


A este escrito nos contestó la Directora General de Participación y Solidaridad en la Educación, Dª Mercedes González Fontádez con el siguiente escrito.

Nuestra contestación, dirigida de nuevo a la Consejera, fué la siguiente


Exma Sra. Consejera de Educación de la Junta de Andalucía:

En contestación a un escrito mío de fecha 2 de diciembre dirigido a V.I. recibimos un escrito de la Directora General de Participación y Solidaridad en la Educación (DGPSE) con fecha 7 de febrero (Salida 651 04428) en el que nos dice en su segundo párrafo: “El Programa de Gratuidad de Libros de Texto está concebido como un servicio que alivie a las familias andaluzas de la carga económica que cada comienzo de curso supone la adquisición de los materiales curriculares de sus hijos e hijas”.  

En el resto del escrito me argumenta que no hay ningún problema en que:

  1. Haya familias que tengan mayor “alivio económico” por la sencilla razón de ser católicas, musulmanas, protestantes o judías.
  2. Que haya Consejos Escolares que “en el ámbito de sus competencias” permitan que queden fuera del cheque escolar materiales obligatorios y a cambio incluyan materiales optativos, solo para algunos.
  3. Que la aplicación de una norma que da lugar a discriminación por motivos religiosos no ha de ser corregida ni reinterpretada, puesto que se está cumpliendo a rajatabla.

La situación de la enseñanza de la religión en la escuela es causa de discriminación diaria y la interpretación de la Orden que hace su DGPSE proporciona a la Consejería que V.I. dirige un nuevo instrumento de discriminación que se añade a los ya existentes.

Es muy lamentable recibir este tipo de respuestas desde una administración socialista, y más aún desde su DGPSE, que debería tener una sensibilidad especial hacia las situaciones de discriminación, en vez de hacerme un resumen de la normativa. Me asombra la diligencia que su Consejería muestra para potenciar programas de igualdad en otras materias (genero, raza, enfermedad, etc), y la complacencia que muestra a través de su DGPSE con la segregación y la discriminación escolar por motivos religiosos.

Por último, creo que la interpretación de una norma debe hacerse a la luz de los principios jurídicos superiores en los que se sustenta nuestro sistema democrático. No es un principio superior el de la competencia de los Consejos Escolares, y sí lo es el de la Igualdad y la No Discriminación por motivos religiosos. Los Consejos escolares no tienen competencia para discriminar, aunque lo hagan en la práctica gracias a la pasividad de la administración educativa andaluza.

Sin otro particular, le ruego me indique si mi queja queda definitivamente desestimada y si fuera así, el procedimiento para elevarla a la instancia superior correspondiente.


Y aquí ha cortado nuestra correspondencia sobre este particular la Consejería. De todas formas estaremos vigilantes durante el curso 2006/07 y confiamos que nuestra reclamación haga recapacitar a nuestras ilustres próceres. En caso contrario, reclamaremos de nuevo y estudiaremos los pasos ulteriores que pudieren tomarse.

En los ficheros adjuntos tienes las cartas a la Delegada de Granada y al Presidente de CODAPA, que nunca fueron contestadas.

Archivos relacionados

Archivos de imagen relacionados

  • Gratuidad libros DGPSE-7-2-2006
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...