Granada Laica apoya a Fernando Pastor

Por la sentencia del Juzgado de lo contencioso sobre la retirada de los símbolos religiosos en el Colegio Público Macías Picabea de Valladolid, una niña de nueve años, hija de Fernando Pastor, el padre que la solicitó, es víctima de presiones e insultos por parte de determinados compañeros suyos de clase, así como una verdadera campaña personal de acoso contra él por parte de padres contrarios a dicha sentencia. En una entrevista concedida al País del día 30 de noviembre, Fernando Pastor dice textualmente:”No sé si aguantaré.”  

 Lo que dictamina la sentencia es que la presencia de símbolos religiosos en un colegio público vulnera el derecho fundamental a la libertad religiosa y recalca muy especialmente que los menores de edad que se encuentran en fase de formación de su personalidad tienen “derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión”, igual que todos los demás, y más si cabe. Dice el tribunal que dicha presencia vulnera los derechos fundamentales contemplados en los artículos 14 y 16 1y3 de la Constitución. Los derechos fundamentales no responden para su aplicación a criterios de mayorías o minorías, cualquier ciudadano, cualquier persona los ha de tener garantizados.

         En Andalucía, se está confeccionando un listado de los centros públicos que todavía conservan símbolos religiosos y a Granada Laica, le consta la presencia de símbolos religiosos en varias decenas de centros de Andalucía, incluso un crucifijo en la Facultad de Ciencias de Granada o una capilla en Facultad de Educación de Sevilla, y  paneles religiosos de azulejos en un colegio de Sevilla que estando encastrados en la pared, amenazan con ser más complicados de retirar.

         Al respecto, Granada Laica tiene pedidas sendas reuniones con la Delegada de Educación De Granada y la Consejera de Educación de la Junta de Andalucía para tratar, entre otros, de estos temas y recabar instrucciones para la retirada de los símbolos.

         Granada Laica, quiere manifestar su apoyo incondicional y su solidaridad con a Fernando Pastor y a su familia, lamentando profundamente que semejantes situaciones y semejantes conductas se den todavía en la España del siglo XXI , y queremos decirle :”Fernando, aguanta!” Hay muchos ciudadanos razonables, responsables y coherentes detrás de ti que sencillamente queremos conseguir que se cumpla la Constitución.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...