Granada: El colegio Gómez Moreno no quiere religión

Reclama la supresión de la asignatura de religión del currículo educativo de los centros públicos y concertados.

El consejo escolar del Colegio de Educación Infantil y Primaria Gómez Moreno, situado en el Albaicín, se ha dirigido a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía y al Ministerio de Cultura y Educación para reclamar la supresión de  la asignatura de religión del currículo educativo de los centros  públicos y concertados.

La iniciativa laicista del colegio no tiene precedentes y se fundamenta en varios motivos, entre ellos, la opinión mayoritaria de los miembros del consejo de que la religión “pertenece al ámbito de lo privado y es en la familia o en los locales religiosos donde debe transmitirse, y no en los centros educativos sostenidos con fondos  públicos”.

En opinión de sus integrantes -padres, profesores, personal administrativo y un representante del Ayuntamiento-, los colegios deben proporcionar conocimientos científicos y valores de convivencia, paz y respeto. “La  existencia de la religión en el currículo y en el horario escolar crea  divisiones y  conflictos  que es deseable evitar”, opinan, al tiempo que plantean que las horas ocupadas actualmente con esta materia sirvan para reforzar los horarios de materias curriculares obligatorias.

Tampoco comparten que se sufrague con dinero público la contratación del personal que imparte la asignatura de religión y entienden que se produce un agravio comparativo con el resto de los profesionales de la educación que “han tenido que pasar unas pruebas objetivas ante tribunales competentes”, no así los profesores de religión, “seleccionados arbitrariamente por el obispo siguiendo criterios personales, morales y no estrictamente profesionales”. Este profesorado no se atiene a un proceso de selección de personal conforme a lo establecido para ejercer un trabajo en la función pública (publicidad, mérito y capacidad), sino que son propuestos por el obispado.

El costo de este personal es de 500 millones de euros anuales para el conjunto del Estado. Granada Laica ha solicitado al gobierno andaluz el presupuesto que destina a la remuneración de los catequistas, pero esta información no se ha aportado.

El consejo escolar del Gómez Moreno apela también al artículo 16 de la Carta Magna para denunciar que la situación actual “resulta constitucionalmente insostenible”.

Apoyo de Granada Laica

Manuel Navarro, coordinador del Observatorio del Laicismo y responsable de Granada Laica, valora de forma “muy positiva” que un centro escolar se haya manifestado a favor de la desaparición de la religión como materia curricular y que esas horas se aprovechen para dedicarlas a otras materias. “Consideramos muy lógico que la religión salga de los centros y se dé en el ámbito privado”, defiende.

La postura del consejo escolar coincide con una campaña del colectivo que coordina Navarro ‘Por una escuela pública laica’, en la que se pide la derogación de los acuerdos con la Santa Sede y que se deje de financiar con dinero público el adoctrinamiento religioso en los centros escolares, entre otras cuestiones.

Por lo que se conoce del proyecto de ley que prepara el Gobierno no se va a modificar un ápice los acuerdos con la iglesia. Con la actual ley, la religión es obligatoria para los centros escolares y optativa para los padres con niños que cursan infantil y primaria. Cuando los alumnos son mayores de edad son ellos los que eligen. El problema es que los centros no informan a los padres de las posibles alternativas, en qué consiste la atención educativa cuando no se quiere religión para evitar la discriminación.

“Ayer mismo un crío de un pueblo del área metropolitana nos contaba que permanecía en el despacho del director el tiempo que duraba la clase de religión. Los alumnos que no deseen impartir religión no pueden avanzar en otras materias según la ley pero tampoco pueden sufrir discriminación frente a sus compañeros. Se les trata como si estuvieran castigados“, opina Navarro.

Si se suman las clases de religión que se dan en Primaria y Secundaria, el alumno dedica a lo largo de sus primeros años de estudio más de 600 horas. El 47 por ciento de los padres optan porque sus hijos reciban clases de religión, muchos de ellos para evitar discriminación. En Granada esa cifra supera el 70 por ciento del alumnado, según los datos facilitados por el colectivo laicista.

Archivos de imagen relacionados

  • CEIP Gomez Moreno GR
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...