Gobierno y oposición tensan la cuerda por la reforma del aborto

Gallardón promete una ley «propia de un partido con absoluta ausencia de complejos» El PSOE reprocha al ministro su «fundamentalismo religioso» y el peligro de volver a las interrupciones clandestinas para las que no puedan viajar al extranjero

La inminente reforma de la ley del aborto ha protagonizado esta mañana la sesión de control en el Congreso. La diputada socialista Elena Valenciano ha exigido al ministro de Justicia que desoiga las directrices de la Conferencia Episcopal para no devolver a las mujeres a la situación de hace 30 años. Alberto Ruiz Gallardón ha insistido en la importancia de defender la vida del no nacido y en que la futura norma será "propia de un partido sin complejos". "Se ve que ya no le toca ser el progre del PP, ¿eh?", le ha espetado Valenciano en tono irónico.

El comentario no le hizo ninguna gracia a Gallardón, que acusó a la diputada de "falta de serenidad y profundidad" para debatir sobre el asunto. En la tribuna de invitados, escuchaban indignadas representantes de colectivos como el de mujeres juristas Themis o de la Asociación de mujeres separadas y divorciadas, que acusaron al Gobierno de "confundir la democracia con una teocracia" y reclamaron la derogación de los acuerdos con el Vaticano.

Carmen Montón, que interpeló después al ministro sobre las causas de la reforma, resumió así la situación: "La Iglesia exige, Gallardón obedece y las mujeres perdemos". La diputada socialista le afeó que no explique claramente sus intenciones y que quiera adelantarse a la decisión del Tribunal Constitucional sobre el recurso del PP "no sea que el fallo no le guste". El verdadero peligro de imponer nuevas restricciones, dijo, es que se vuelva a las interrupciones clandestinas para las mujeres que no puedan pagar un viaje al extranjero.

Como viene haciendo desde hace meses, el ministro insistió en defender que el derecho a la maternidad es lo que hace a las mujeres "auténticamente mujeres". Montón le dejó claro que ella es "igual de mujer" que antes de haber tenido a su hija y que decidir sobre la feminidad no es una competencia del titular de Justicia: "Sobre mi cuerpo no decide usted, decido yo".

Gallardón acusa al PSOE de tener "un discurso antiguo"

Gallardón llegó a calificar de "antiguo" el discurso de la diputada y presumió de modernidad, lo que desató bastantes risas en la bancada socialista. También se enorgulleció de haber ayudado a su padre a preparar la documentación del recurso contra la ley de 1985 cuando sólo era un joven pasante "y no tenía conocimientos ni preparación". Aún así, intentó defender su independencia y la de su partido respecto de las exigencias de la jerarquía eclesiástica para que se prohíba todo tipo de abortos. El ministro prefirió olvidar el apoyo entusiasta del PP a todas las manifestaciones convocadas por los obispos y asociaciones antiabortistas en la madrileña plaza de Colón cuando gobernaba Zapatero.

Gallardón ministro Justicia PP en el Congreso

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, charla con el presidente del Congreso antes de la sesión de control

Archivos de imagen relacionados

  • Gallardón en el Congreso
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...