Gobierno en Irlanda busca reducir participación de la Iglesia Católica en la educación, que actualmente controla el 90 % de las escuelas

Padres de familia y escuelas católicas cerca de Dublín expresaron su oposición al plan del Departamento de Educación, que pretende despojar a la Iglesia Católica de una escuela que está bajo su patrocinio; la medida es parte del esfuerzo del Gobierno por reducir el papel de la Iglesia en la educación en Irlanda.

Actualmente, la Iglesia Católica administra más del 90% de las escuelas en Irlanda y recibe fondos del Gobierno para hacerlo.

Sin embargo, el Departamento de Educación ha solicitado que una de las ocho escuelas católicas en el área de Malahide-Portmarnock-Kinsealy, ubicada a unas diez millas al noreste de Dublín, sea removida del patrocinio católico.

El objetivo de este departamento es llegar a 400 escuelas “multi” o no confesionales para el año 2030, a través de la combinación de desinversión del patrocinio católico y nuevas aperturas.

El Irish Times difundió el contenido de una carta de la junta directiva de St. Oliver Plunkett’s School en Malahide, en la cual los padres y el personal se manifiestan a favor de permanecer bajo el patrocinio católico, y que un cambio tendría «enormes implicaciones».

“Un cambio de patrocinio significaría que la Primera Confesión, la Primera Comunión y la Confirmación ya no serían más responsabilidad de la escuela. Por lo tanto, si desea que su hijo reciba los Sacramentos, toda la preparación se llevará a cabo fuera del horario escolar y a un costo para los padres”, dice la carta.

Expresaron que un cambio de patrocinio también «afectaría el funcionamiento y la gestión cotidiana de la escuela, en particular en términos de gestión financiera, contratación, asignación de recursos».

Además se advirtió a los padres de las escuelas locales que fiestas católicas como Navidad, Semana Santa y San Patricio ya no podrían celebrarse en los centros si se cambiaran los patrocinios, y habría un cambio general de cultura en los colegios.

Una transferencia de patrocinio pondría a las escuelas bajo la dependencia del Educate Together, una caridad educativa que ha sido elogiada por la Sociedad Nacional Secular de la U.K.; el Community National School, un modelo multidenominacional; o An Foras Patrunachta, un modelo de las escuelas de lengua irlandesa.

Los padres con niños en estas escuelas podrán votar si desean que sus hijos se retiren del patrocinio católico.

En octubre de 2018, Irlanda adoptó una ley que prohíbe a las escuelas primarias católicas tomar en cuenta la religión en las admisiones.

Bajo la nueva legislación, aunque los colegios ya no pueden usar la religión como un factor decisivo en las admisiones, las escuelas de grupos religiosos minoritarios, como la Iglesia de Irlanda, todavía pueden usarla para proteger su ética.

Anteriormente, cuando una escuela católica estaba llena, se tomaba en cuenta la religión para determinar qué estudiantes se moverían de la lista de espera.

Las organizaciones católicas en Irlanda han expresado su preocupación de que niños católicos y sus padres puedan ser discriminados en virtud de la nueva ley. Además, temen que pueda amenazar el espíritu de la educación católica de las escuelas.

Traducido y adaptado por Carla Marquina. Publicado originalmente en CNA.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...