Gobierno e Iglesia acuerdan un nuevo modelo de financiación. Sube el porcentaje del 0,5 al 0,7 del IRPF

El Gobierno y la Iglesia han llegado a un acuerdo por el que se fija un nuevo modelo de financiación, según anunció hoy la vicepresidenta primera del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo d

El acuerdo, al que se ha llegado en las últimas horas, suprime la dotación directa del Estado a la Iglesia y modifica la asignación del IRPF que percibe la iglesia, que pasa del 0,52 por ciento al 0,7.

Además, la iglesia queda sujeta al pago del IVA en la adquisición de bienes e inmuebles, tal y como había solicitado la Unión Europea, y tendrá que presentar al Gobierno anualmente una memoria económica en la que justifique el gasto de la asignación procedente del IRPF, explicó Fernández de la Vega, quien resaltó la trascendencia del acuerdo.

El acuerdo, que supone "un cambio muy importante en el modelo de financiación entre Estado e Iglesia", incluye también que la Iglesia "queda sujeta, como todos los contribuyentes, al pago del IVA en sus compras de bienes muebles e inmuebles".

Asimismo, tendrá que presentar al Gobierno cada año una memoria económica justificativa sobre la distribución del gasto correspondente a la asignacion vía IRPF.

La vicepresidenta subrayó que el acuerdo "viene a introducir mayor transparencia al sistema y además vincula los ingresos de la Iglesia de manera directa y expresa a la voluntad de los contribuyentes". Además, resaltó la transcendencia del nuevo modelo de financiación y aseguró que "sienta las bases para avanzar en la autofinanciación de la Iglesia Católica en España".

Un acuerdo que data de 1979

El acuerdo entre el Estado español con la Santa Sede sobre asuntos económicos data del 3 de enero de 1979, tan sólo unos días después de la entrada en vigor de la Carta Magna, pero negociados y pactados durante todo el periodo preconstitucional.

De la Vega recordó que estos acuerdos preveían la sustitución progresiva de la dotación a la Iglesia con cargo a los Presupuestos Generales por un sistema de asignación tributaria por el que la aportación económica la harían las personas que así lo dijeran en la declaración de la renta.

El primer cambio "sustancial" de estos tratados tuvo lugar en 1987, cuando se aprobó una asignación tributaria para la Iglesia del 0,52% y con posterioridad se han garantizado los ingresos con aportaciones directas del Estado, explicó.

Respecto a otras confesiones religiosas presentes en España, De la Vega señaló que el Gobierno seguirá hablando con todas las que existen acuerdos.

Por su parte, el Episcopado ha rehusado hacer alguna valoración de momento sobre el anuncio del Gobierno al sostener "que aún no había recibido el texto íntegro del acuerdo que el Gobierno se había comprometido a enviar". Esta es la nota de prensa que ha emitido la Conferencia Episcopal:

"Ante las numerosas preguntas recibidas en referencia al anunciado acuerdo, en materia de financiación, entre la Iglesia y el Estado, la Oficina de Información de la Conferencia Episcopal Española comunica que, en este momento, no es posible confirmarlo ni desmentirlo. Se emitirá el juicio correspondiente cuando se disponga del texto del Anteproyecto de Ley que, hasta el momento, no ha sido facilitado por el Gobierno".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...