Gazte Abertzaleak exige la retirada de crucifijos y otros símbolos religiosos en los centros educativos vascos

Las juventudes de EA, Gazte Abertzaleak, reivindicó hoy "una escuela pública laica" y exigió, en este sentido, la retirada de crucifijos y otros símbolos religiosos de las aulas de los centros educativos vascos y navarros.

   En un comunicado, la formación instó a las autoridades competentes a "aplicar las medidas necesarias para conseguir que la separación Iglesia-Estado sea una realidad también en la escuela pública", una petición que "viene respaldada" por la sentencia emitida ayer por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) tras el recurso presentado por una ciudadana italiana.

   A su entender, la presencia de crucifijos y otros símbolos religiosos en las aulas constituyen "un atentado contra la integridad moral del alumnado, al coartar la libertad de los estudiantes". La organización juvenil considera necesario que los centros educativos dependientes de la enseñanza pública se conviertan en un "baluarte del laicismo", garantizando "una formación sin dogmas y libre de ataduras religiosas".

   "Los crucifijos en las clases son un símbolo más del poder del que ha gozado la Iglesia y que el clero no ha dudado en usar en su propio beneficio", censuró Gazte Abertzaleak, que destacó la importancia de retirar estos símbolos para "crear entornos seculares con los que recordar a la Iglesia el espacio que le corresponde en la sociedad".

   Según indicó, "tal y como declara el TEDH, los crucifijos suponen una violación a la libertad religiosa". Su sentencia, añadió, "valida las tesis laicistas".

   Tras la resolución del Tribunal de Estrasburgo, Gazte Abertzaleak solicitó a los departamentos de Educación de Euskadi y Navarra que "apliquen los principios recogidos en la sentencia del TEDH y retiren todos los crucifijos y demás símbolos religiosos presentes en los centros educativos públicos".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...